El lunes 28, el sindicato que nuclea a los controladores y técnicos que brindan seguridad a la navegación área, ATEPSA, llevará a cabo medidas de fuerza que afectarán a la aviación general. Incluye vuelos de carga, ejecutivos y escuelas de aviación. Se profundiza así el plan de lucha por mejoras salariales que comenzó el sábado, con un cien por ciento de acatamiento en los aeropuertos argentinos.

“Además del freno a los vuelos, durante el fin se semana se realizaron actos, caravanas y acciones de visibilización en aeropuertos de todos los rincones de la Argentina (con barbijo y distanciamiento), ante la intransigencia de la Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EANA SE)”, explicó el secretario general de ATEPSA, Jonatan Doino.

El plan de lucha contempla medidas progresivas, cada vez más duras, pero en ningún momento afectará a vuelos humanitarios y/o sanitarios que transportan vacunas, suministros médicos, elementos o personas relacionados con el covid.

“El reclamo salarial viene desde 2020 y no se ha avanzado con propuestas razonables, pese a las numerosas reuniones realizadas, la buena voluntad del gremio y el acatamiento a las dos conciliaciones obligatorias. Los trabajadores y trabajadoras sólo queremos realizar nuestras labores, recuperar el salario perdido y que cese el hostigamiento, los despidos. Por ello apelamos a una respuesta que muestre comprensión y buena voluntad por parte de la EANA que lo haga posible”, agrego Doino.

Los trabajadores y trabajadoras nucleados en ATEPSA son los encargados de organizar la navegación aérea; autorizan los despegues, rutas y aterrizajes de todas las aeronaves que circulan por el espacio aéreo argentino. Están distribuidos en los 54 aeropuertos y aeródromos existentes en las 23 provincias. Asimismo, tienen bajo su función instalar y mantener todos los sistemas de navegación electrónicos como radares y sistemas de comunicación.