Siete activistas de la organización ambientalista Greenpeace escalaron el obelisco y despelegaron un cartel en el Obelisco para exigir nuevamente al Presidente Mauricio Macri el cumplimiento de la Ley de Glaciares y el cierre de Veladero, ubicada sobre área periglacial. Esta mina, operada por Barrick Gold, provocó el derrame de más de un millón de litros de agua cianurada en 2015.
El cartel desde 40 metros de altura, tenía la leyenda “Macri salvá los glaciares”, que vieron todos los transeuntes.

“Vinimos a pedirle al presidente que cumpla la Ley de Glaciares y cierre la mina Veladero, como lo hicimos con el gobierno anterior. No es posible que mineras como Barrick Gold puedan operar sobre área periglacial, y pongan en riesgo de contaminación los ríos como lo hicieron el año pasado con el derrame de 1 millón de litros de agua cianurada”, dijo Gonzalo Strano, Coordinador de la Campaña de Glaciares de Greenpeace.

La Ley de Glaciares fue sancionada en 2010 y establece la prohibición de actividades extractivas como la minería y la explotación de hidrocarburos en áreas glaciares, periclaciares y de suelos congelados para proteger las fuentes de agua.