El 7 de junio se celebra el día del periodista en la Argentina desde 1938, cuando el Primer Congreso de Periodistas lo instauró en Córdoba, Argentina. La fecha elegida coincidía con la primera edición de 1810, de la Gazeta de Buenos Aires, convirtiéndose en el primer periódico proselitista de la Independencia. Su lema era: “Tiempos de rara felicidad son aquellos en los cuales se puede sentir lo que se desea y es lícito decirlo”, atribuidas a su primer editor Mariano Moreno

Hoy en 2015, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, saludó a los periodistas en su día, con un mensaje que compartió a través de las redes sociales en el que resaltó el deber de informar e ironizó sobre las críticas del gobierno nacional a la prensa: “Por más que insistan con la idea, habrá que reconocer que Messi no hace más goles porque los repitan en la tele. No hay sequía en un territorio porque el meteorólogo lo anuncie. No se atascan los autos en la autopista porque el informe del tránsito lo diga. No hay más inflación o más crímenes en el país porque el periodismo hable de ello.”

Sin embargo, el cambio de la comunicación, que pasó a ser superadora de medios masivos unidireccionales, para darles más protagonismo a las audiencias a través de la participación en medios electrónicos en una pluralidad de fuentes en la red, hace que a las empresas periodísticas les preocupe mucho más las nuevas exigencias de sus lectores, que los conflictos con el gobierno de turno, ya que ven amenazado su modelo de negocio.

Por su parte, miles de periodistas en todo el mundo trabajan en condiciones salariales no privilegiadas, salvo los más conocidos, e incluso muchos arriesgan sus vidas para entregar día a día el acontecer noticioso. Macri, por su parte mezcla a los periodistas con las empresas de comunicación: “Sin embargo, desde hace un tiempo, el periodismo es acusado de producir deliberadamente los hechos negativos que afectan la realidad. De esa forma se le atribuye la capacidad mágica de crear lo que cuenta: si habla de violencia produce violencia, si habla de aumentos de precio produce aumentos de precio, si habla de enfermedades produce enfermedades. Esta idea solo busca estigmatizar la tarea de los periodistas, descalificándolos, sospechándolos, ridiculizándolos, acusándolos, para poco a poco deteriorar todo lo que digan. Es un intento activo de abolir el periodismo.”

El gobierno nacional, dijo buscar “diversificar la palabra” a través de la ley de servicios de comunicación audiovisual, que afecta a la radio, la televisión y el servicio de cable, pero no a la prensa escrita. Sin embargo, es prácticamente letra muerta, ya que si bien la Corte Suprema ratificó su constitucionalidad, poco hizo por hacerla cumplir, mientras el principal holding de comunicación del país, por mucho que haya sido hostigado, sigue siendo el Grupo Clarín. Aunque fuera de la Argentina no tiene gravitación, es un actor dominante de la escena local, ya que cuenta con medios en todo el país, mientras que posee el servicio más preciado por sus ingresos en la actualidad: la mayoría de los abonados de cable.

Macri vuelve al plano político en sus declaraciones del día de hoy, enfatizando aspectos beneficiosos para su campaña presidencial donde construye dos polos opuestos: “Pero nosotros tenemos una idea distinta. Creemos que la democracia moderna es imposible sin periodismo. Su tarea es tan indispensable como el sufragio o el debate parlamentario. Por eso nuestro compromiso con la libertad de prensa es total. Eso significa, por supuesto, respetar la libertad, pero también considerar inaceptable el desprecio a los profesionales y cualquier forma de coerción o persecución a periodistas y medios de comunicación. El cambio que necesitamos también es acerca de la libertad. No hay verdadera libertad sin periodismo. No hay democracia sin libertad”

El gobierno nacional ha despreciado la comunicación, aferrándose a transmitir desprolijamente los actos de gobierno a sus medios cercanos o por cadena nacional. Solo ha buscado a través de nuevos medios de la red, tales como blogs, Facebooks, Twitter o páginas web; afianzar un público que estaba cercano a su paradigma, pero no le sirvió para traspasar el límite de sus propios militantes virtuales y su círculo servil. Y con respecto a la publicidad, a favorecido grandes medios de comunicación cercanos, tales como los canales C5N, Crónica TV, CN23, 360 TV, Canal 26 y América 24, pero no ha sabido o no ha querido construir nuevos medios; ya que la visión quedó acotada a reproducir lo existente y polemizar con los periodistas opositores.