El Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires informa que desde el 1º de enero de 2016 hasta la fecha se han registrado 52 casos confirmados de Dengue, 1 caso confirmado de Zika y 1 caso confirmado de Chikungunya en residentes de la Ciudad de Buenos Aires. Entre los casos confirmados de Dengue, se identificó un paciente sin antecedentes de viaje a zonas con circulación del virus, el resto de los casos sí tuvieron antecedentes de viaje. Todos los pacientes tuvieron buena evolución en su tratamiento y en la actualidad están con buen estado general y continúan con controles periódicos.

Se aconseja a las personas que viajen a zonas donde circulan estos virus y a los que residen en la Ciudad de Buenos Aires que tomen en cuenta y refuercen las medidas de prevención para evitar la reproducción del mosquito Aedes Aegypti.

Desde el Ministerio de Salud, y en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Espacio Público y Defensa Civil, se continúan realizando en la Ciudad de Buenos Aires las acciones habituales para el control del mosquito vector y la búsqueda de casos de síndrome febril en las áreas correspondientes, control de focos y acciones de bloqueo, acciones de prevención y asesoramiento a los vecinos.

Hasta el momento se realizaron operativos de prevención y estudio de foco en distintos barrios de la ciudad de Buenos Aires, se brindaron charlas con los vecinos en Comunas, ONGs y en la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS), como así también fumigaciones a cargo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

Medidas de prevención

Se recuerdan nuevamente las medidas de prevención que deben ser tomadas con el fin de evitar la proliferación del mosquito Aedes Aegypti, trasmisor del Dengue, Fiebre Chikungunya y Zika. Al ser el mosquito una especie con hábitos domiciliarios que se cría en recipientes con agua, es importante:

 

– Mantener los elementos útiles en desuso boca abajo (baldes, tachos).- Tapar todos los recipientes que contengan agua (tanques, barriles).

– Cambiar diariamente el agua de los floreros y bebederos de animales.

– Limpiar desagües pluviales y canaletas de las casas, al menos una vez por semana.- Eliminar objetos inservibles que acumulen agua- Reforzar la limpieza en nuestras casas. Ante la presencia de mosquitos, evitar las picaduras sumando estos consejos:- Colocar telas mosquiteros en las aberturas de las viviendas.- Proteger la cuna o cochecito del bebé con tela tipo tul.- Utilizar espirales, pastillas o líquidos repelentes. – Aplicar repelente cada 3 o 4 horas en aerosol, crema o líquido en las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa. Si se usa protector solar, aplicar repelente sobre el protector. No se recomienda el uso de repelentes en bebés menores de dos meses de edad; en éste caso, consulte al pediatra.

Es importante acudir a un establecimiento de salud para descartar diagnóstico ante la presencia de los siguientes síntomas: fiebre alta, dolores musculares o articulares, decaimiento, dolor de cabeza (zona de los ojos), erupciones en la piel, náuseas, vómitos o dolor abdominal.

 

Quienes presentan alguno de los síntomas asociados a estas enfermedades deben concurrir al médico para tener un diagnóstico, no automedicarse ni tomar aspirinas o ibuprofeno. Es importante informarle al médico si estuvo en las últimas dos semanas en un lugar con circulación de alguno de estos virus.