RECUPERADORES URBANOS

 

“El Ceibo” es una cooperativa conformada por 100 familias que busca en la basura un empleo digno y cuidar el medio ambiente.

 

En Palermo alrededor de 100 familias, que buscaban en la basura su comida, se hicieron especialistas en separación de residuos, y le dieron vida a la cooperativa “El Ceibo”, un proyecto social y ambiental que busca empleo digno y reciclaje.

 

“Yo cirujié y ahora por trabajar cobro un sueldo de 4.500 pesos. En la actualidad coordino a los recuperadores, que salen a la calle, levantan lo que están en las campanas, ponen la basura en bolsones, y los camiones lo traen a la cooperativa. Acá trabajamos con la cinta, hacemos una segunda separación y ahí se vende”, comentó Cristina Lescano, coordinadora de “El Ceibo”, en un programa de cable.

 

Los materiales recuperados son vendidos a empresas que los utilizan parafabricar diferentes productos, en lugar de recurrir a materia prima virgen.

 

“Es nuevo este sistema, todos ahora cobran un sueldo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Recién se está regularizando la situación. Nosotros lo que hacemos es pasar la asistencia y el Gobierno hace las liquidaciones. No tocamos la plata y se cobra por el banco”, agregó Lescano.

 

En la cooperativa “El Ceibo” actualmente trabajan legalmente 97 personas, y en la Ciudad hay un total de 12 organizaciones de este tipo. “Es algo que vamos progresando de a poco. Se va queriendo mejorar”, contó esperanzada Lescano.

0001588701