El Gobierno porteño confirmó 410 casos de COVID-19 en los barrios vulnerables de la Ciudad. De ellos, 40 ya han recibido el alta médica. Los más afectados son: en Retiro, Barrio 31 con 280 casos y Flores, Barrio Padre Ricciardelli (1-11-14), con otros 104.

En el resto de las villas de emergencia los casos son los siguientes: siete en Ciudad Oculta; siete en el Bario 21-24; tres en Barrio 20; tres en el Barrio Ramón Carrillo; dos en Rodrigo Bueno; dos en Barrio Fátima; uno en el Barrio Inta y otro en el Barrio Mitre. El Gobierno porteño ha llevado a cabo las acciones que se detallan a continuación.

Campaña 
A partir de la tercera semana de marzo se comenzó con una campaña de concientización para prevenir contagios de coronavirus en todos los barrios populares de la Ciudad. Se repartieron folletos modalidad “bajo puerta” para evitar contacto entre las personas. También se comunicaron las medidas de prevención vía redes sociales, grupos de Whatsapp a cargo de los referentes de cooperativas barriales y las Juntas Vecinales, sms, llamados telefónicos, radios comunitarias y a través de instituciones religiosas.

Además, se realizan recorridas territoriales con megáfonos por las calles internas de los barrios, y se articuló la comunicación con comedores barriales para que entreguen material de difusión junto a las raciones de comida. En todas esas oportunidades se aprovechó para informar sobre la prevención del dengue.

Seguridad alimentaria
El Ministerio distribuye raciones de comida en 561 puntos de la Ciudad entre: Comedores (471), Centros de Primera Infancia (75) y Jardines Comunitarios (16). De los 471 comedores de la Ciudad, 316 se encuentran en barrios populares.

Se aumentaron la cantidad de raciones para los comedores en abril más de un 30% con respecto a febrero de este mismo año, pasando de alimentar alrededor de 90.000 personas a más de 105.000.

A fin de evitar el contacto entre personas, los vecinos no utilizan los espacios comunes para comer, sino que retiran la comida y la llevan a sus casas, y para evitar la aglomeración de personas, se extendió el horario de atención y se promovió la entrega de la comida mediante turnos.

A todos los comedores se les mandó un kit de limpieza y también envases plástico descartables para aquellos vecinos que no tengan con qué llevarse la comida.

Durante el mes de abril se incorporaron distintos puntos de entrega de alimentos secos para atender la demanda creciente de los comedores. Estos nuevos puntos cubren la demanda de alimentos de aproximadamente 20.000 personas.

Se aumentó la cantidad de raciones para los comedores en abril más de un 30% con respecto a febrero

Higiene y salud
Se llevan adelante operativos de limpieza de hidrolavado, tanto en los complejos habitacionales como en los barrios. Reunimos a tres cooperativas que limpian con agua y cloro las calles, veredas y fachadas de casas que desinfectan los espacios comunes de los barrios.

Además, los equipos territoriales del ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat realizan operativos con camiones que limpian con mangueras, vivienda por vivienda. De las 34 cooperativas de barrido y saneamiento que actualmente desarrollan actividades, tres están rociando vivienda por vivienda con agua y cloro. Esto está complementando a dengue pero es impulsado con el objetivo de no propagar el Covid. El operativo se complementa con los camiones de basura.

También se equipa de manera semanal a todas las cooperativas de barrido, mantenimiento y limpieza con el fin de reforzar los horarios de barrido y recolección y, de esa manera, no generar grandes focos de acumulación de residuos. Paralelamente, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público aumentó la frecuencia de recolección de residuos hacia el interior de los barrios vulnerables y en zonas aledañas.

En el barrio 31 cambió el sistema de recolección de residuos, incluyendo motos que retiran por el domicilio los residuos de los vecinos.

Adultos Mayores
Se realizó la vacunación contra la gripe para los y las mayores de 65 en los barrios populares. Se trabajó junto al Ministerio de Salud, Iglesias, referentes barriales y organizaciones. Se cuenta con 28 centros de resguardo, 339 camas totales, 189 para personas mayores, 150 para personas en situación de calle o personas con consumo de sustancias prohibidas, y 150 camas en hoteles en estas zonas vulnerables