El regreso del teatro, el cine y otros espacios culturales de la Ciudad, funcionarán con un tope del 30 por ciento en el aforo, para poder ofrece funciones al público nuevamente. La consolidación de la tendencia a la baja en los contagios de coronavirus y los distintos protocolos trabajados desde el Ministerio de Cultura porteño, posibilitan entonces que el viernes 18 los espacios culturales abrieron sus puertas al público de forma segura tanto para los trabajadores como para los espectadores.

Teatros, cines, galerías de arte, museos, y bibliotecas podrán volver a abrir sus espacios con un tope del 30 por ciento en su aforo y cumpliendo los protocolos correspondientes. Asimismo, volverán a activarse las actividades de formación, talleres, streaming, y los autoshows. Todas las actividades y espacios podrán funcionar hasta las 23 horas.

Cómo son los protocolos para las actividades culturales

Asimismo, el Ministerio de Cultura porteño, en conjunto con el Ministerio de Salud de la Ciudad, sigue realizando testeos a la comunidad artística en el Teatro Colón de los cuales sólo el 0.9% dio positivo. Desde el inicio del funcionamiento de este centro de testeos, el 12 de enero al 11 de junio de 2021, del total de los 5739 realizados sólo 55 dieron positivo. Lo que significa un porcentaje del 0.9% positivo, lo que demuestra que los protocolos y la concientización funcionan y que la actividad cultural es segura.

La iniciativa tiene por objetivo mantener la seguridad de todos los trabajadores de la cultura, desde productores, técnicos, vestuaristas hasta artistas, para que puedan seguir desarrollando sus actividades con el protocolo correspondiente.

La programación del Complejo Teatral

Desde el sábado 19 de junio vuelven las funciones con público presencial a las salas del Complejo Teatral de Buenos Aires. Las mismas se realizarán con el aforo vigente y todas las medidas de seguridad para la prevención del Covid-19 previstas por el protocolo para el desarrollo de actividades escénicas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El sábado 19 a las 17 horas subirá a escena en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín (Avda. Corrientes 1530) El gran circo, el clásico imbatible del Grupo de Titiriteros que hace cuatro décadas imaginó el recordado Ariel Bufano y que, desde entonces, ha emocionado y sorprendido a varias generaciones de espectadores. Las localidades para esta función podrán ser adquiridas en la web del Complejo www.complejoteatral.gob.ar. El gran circo ofrecerá nuevas funciones el sábado 26 y el domingo 27 de junio siempre a las 17 horas.
En la sala Cunill Cabanellas se presentará, desde el sábado 26, Tu amor será refugio, una obra de Juan Ignacio Fernández con dirección de Cristian Drut atravesada por los sueños, las crisis y las preguntas sobre el amor. Sin imaginarlo nunca su autor, la situación actual de pandemia provocó que la obra adquiera nuevas resonancias por la imposibilidad de un acercamiento concreto y la lejanía que se interpone ante los cuerpos familiares. Luciano Ricio, Yanina Gruden, Matilde Campilongo, Aldana Illán, Ignacio Henríquez y Alejo Sulleiro integran el elenco de este espectáculo que subirá a escena los sábados y domingos a las 19.

¡Recital Olímpico!, el proyecto en colaboración de Camila Fabbri y Eugenia Pérez Tomas, vuelve al escenario del Teatro Sarmiento (Avda. Sarmiento 2715) para presentarse en cinco únicas funciones: viernes 25, sábado 26 y domingo 27 de junio, y viernes 2 y sábado 3 de julio, a las 19 horas. En esta experiencia singular, las autoras y directoras continúan con su indagación en biografías como plataforma para la ficción. En este caso, con las figuras de Nika Turbina -poeta ucraniana- y de Nadia Comaneci -atleta rumana- para generar un cruce poético entre pasado y presente, un mundo onírico que borronea el tiempo y extraña la realidad.

Finalmente, en julio se estrenará la más reciente producción del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín: Piazzolla, un homenaje al gran músico argentino en el centenario de su nacimiento, con coreografías de Mauricio Wainrot y Ana Itelman en las que la danza se une a la música de este compositor que redefinió las fronteras del tango rioplatense con sus ritmos y armonías. Y que amplió sus alcances, transformándolo en un lenguaje universal.