El Programa Reconstruir Casa Propia, con una inversión de $ 110 mil millones de pesos, continuará las obras de 55 mil viviendas que fueron paralizadas o abandonadas en el año 2016 y que formaban parte de diferentes planes o programas de viviendas con financiamiento del Estado Nacional. Además posibilitará movilizar la economía a partir de los mercados locales de materiales e insumos para la construcción, promover la incorporación de mano de obra, la reinserción social y laboral, y contribuirá al desarrollo de soluciones habitacionales que mejoren las condiciones de hábitat, vivienda, infraestructura básica y equipamiento comunitario en todo el país.

La autoridad de aplicación será la Secretaría de Hábitat del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, y los Entes Ejecutores de cada provincia y / o municipio deberán adherir al programa en primer término, y efectuar la solicitud de financiamiento de las soluciones habitacionales a través de los convenios específicos. Se financiará a través de la Ley 27613 del Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, aprobada por ambas cámaras en el Congreso Nacional en febrero de 2021

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto a la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y su vice Verónica Magario, y al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, encabezaron este miércoles el lanzamiento del programa en el partido de Ensenada la presentación del Programa Reconstruir.

En su presentación, el ministro Ferraresi destacó: “Nos preguntábamos por qué no se terminaron estas viviendas, y tiene que ver con el odio que se ve y que muestran en las acciones de todos los días. Pero nuestro objetivo es reconstruir los sueños de estas 55 mil familias argentinas, sueños que Néstor Kirchner empezó”. “Nuestro gobierno representa la continuidad del de Néstor y el de Cristina, el compromiso y la tarea de construir solidaridad, un espacio sólido donde hombres y mujeres trabajan con sueños de crecer y las viviendas sean un sinónimo de clase social ascendente”.