Greenpeace y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas se manifestaron ante un nuevo derrame que se produjo ayer por la noche en Veladero, la mina que opera la empresa Barrick Gold en San Juan. Este derrame de solución enriquecida altamente contaminante es otro antecedente en menos de dos años, luego de los dos derrames ocurridos entre 2015 y 2016.

A su vez, las organizaciones hicieron un pedido de información urgente para conocer el impacto de este nuevo derrame en la zona. “Si bien la empresa afirma que este derrame no contiene líquidos peligrosos, se entiende que el material enriquecido posee metales pesados que son un riesgo para el ambiente. Si Barrick Gold negó con anterioridad el derrame de más de un millón de litros de agua cianurada, ¿por qué creerles en esta oportunidad? El gobierno debe tomar medidas urgentes y cerrar Veladero”, declaró Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace.

Por su parte, Enrique Viale de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas expresó: “Es evidente que esta empresa continúa actuando con total impunidad y que los gobiernos continúan otorgando permisos para seguir destruyendo nuestros glaciares. No hay más excusas, la única solución posible es que se tomen cartas en el asunto. Veladero debe cerrar y la empresa debe hacerse cargo de las remediaciones correspondientes en la zona”.