Recientemente, se publicaron artículos referidos a la demanda laboral y las carreras que eligen los estudiantes de la Universidad de Buenos Aires . La matrícula de alumnos que se inscriben para cursar las carreras de ingeniería creció en 2016 en todo el país entre un 15 y un 18% y ya hay un profesional cada seis mil habitantes. Las especialidades de ingeniería industrial y en sistemas son las más requeridas, ya que hay una alta demanda laboral. La UBA experimentó el mayor crecimiento de inscriptos con un 18%, seguida por las exactas en un 15%.

Sin embargo se presta poca atención para resolver uno de los principales problemas que tienen los estudiantes: la deserción. Se calcula que solo uno de cada dos alumnos egresa de las universidades públicas, que son las que tienen el más alto nivel, de acuerdo a los rankings internacionales.

La nueva tendencia en ingeniería, sería útil para desarrollar el país, ya que las ciencias duras serían prioritarias. Y los estudiantes se verían incentivados por una inserción laboral, que muchas veces ocurre antes del egreso.

Adrián Lutvak, presidente de la FUBA, opinó: “Para el desarrollo de nuestro país, es vital la formación en distintas áreas que creamos importantes, como puede ser la Ciencia y la Tecnología. Para eso, es necesario discutir qué carreras deben ser prioritarias y trabajar para que sean más los estudiantes no solo que se inscriben, sino que las terminan. Según el censo de la UBA, 2 de cada 3 estudiantes trabajan y solo la mitad de los que se anotan en el CBC logran terminarlo y entrar a la Facultad. Esto nos marca que el problema más grave a atender es la deserción estudiantil y para nosotros esa es la principal urgencia a solucionar.”.

Lucía Pedraza, presidenta del Centro de Estudiantes de Ciencias Exactas, opinó sobre el rol de los futuros profesionales del área de Ciencia y Tecnología: “Una vez que logramos formar profesionales técnicamente capacitados, tenemos que pensar cómo lograr que aporten al desarrollo nacional. Para muchos, la ciencia es un ente neutral, en donde lo importante es hacer más y mejor ciencia, y de esa manera vamos a lograr desarrollar el país. Yo no concuerdo con esa mirada, creo que hay que direccionar la Ciencia y la Tecnología a las prioridades que tenemos como sociedad”.