UNIVERSITARIOS PIDEN POR BOLETO

Un estudio determinó, además de la dedicación y el esfuerzo, los costos de una carrera universitaria.

Estudiantes universitarios piden ser incluidos en el boleto educativo de la ciudad, que ya abarca a los tres niveles pero excluye a los que concurren a esas casas de estudios, de acuerdo a una ley que aprobó la Legislatura porteña en 2016.

El reclamo lo fundamentaron a partir de un Indicador Estudiantil de Precios (IEP) desarrollado por científicos de la Facultad de Ciencias Sociales en el que determinaron, que estudiar en la propia Universidad de Buenos Aires (UBA) cuesta un salario mínimo vital y móvil para el caso de los que provienen del interior y deben pagar un alquiler, mientras que para los locales supera los 3000 pesos al mes.

El Indicador Estudiantil de Precios (IEP), tiene como objetivo estimar el costo de estudiar en la Universidad. Dicho proceso se conforma por tres variables: materiales de estudio, alimentación y transporte. Estas variables son fundamentales para generar una “canasta estudiantil”.

En el caso de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo es la más cara del país costando por mes $3250, sumado a un alquiler de $5000, cubre en un 103% el salario mínimo de $8060. En el caso de la Facultad de Ciencias Sociales marcan un costo de $2477, que alcanza en un 92,8% del salario mínimo sumando los gastos de alquiler.

El costo del transporte para un estudiante de la UBA, que no cuenta con boleto educativo, representa un 27% del total de la canasta estudiantil. De incluirse a los estudiantes universitarios en el boleto educativo, el costo de la canasta estudiantil mensual de la UBA pasaría de $2863 a $2200, para un estudiante que cursa 4 días a la semana.

Además hay que tener en cuenta que el 70% de los jóvenes trabaja en condiciones de precariedad y percibe un salario menor al mínimo o no tiene trabajo. La masiva concurrencia al Expo Joven da las cuentas de ello.

En la ciudad se encuentra vigente un Boleto Educativo para el nivel primario, secundario y terciario, pero no para los estudiantes universitarios. Pese a los insistentes reclamos –incluso una medida cautelar durante en el año 2016– el gobierno de Rodríguez Larreta se negó en forma sistemática a incluirlos en dicho beneficio.

Es por eso que aprovechando las inminentes elecciones legislativas por las cuales se renueva el 50% de la Legislatura porteña los estudiantes reclamarán a todos los bloques y candidatos se comprometan a tratar el asunto en el parlamento y extiendan mediante una reforma de la ley el beneficio del boleto educativo también a los estudiantes universitarios.

Carolina Maurente, Presidenta del Centro de Estudiantes de Psicología de la UBA afirmó: “Estudiar sale cada vez más caro y a los estudiantes se nos hace más difícil permanecer en la educación superior. Es incomprensible, en ese contexto que nos dejen afuera del boleto educativo que ya rige para la ciudad, es por eso que apelamos a los Legisladores para que corrijan por ley esta situación”. La movilización fue organizada por la agrupación estudiantil Movimiento Sur.