TENDENCIA 2021 COMERCIO ELECTRÓNICO

Nuevos patrones de consumo, menos filas en negocios y más internet; cambios que se aceleraron.

En 2020 hubo un crecimiento exponencial del comercio electrónico en todos los rubros y marcas, con nuevas prácticas y tendencias de marketing. El Growth Marketing es una tendencia a nivel mundial y ya son muchas las compañías argentinas que están implementando sus estrategias, las cuales buscan fundamentalmente acelerar las ventas de manera rentable y sostenida.

Junto a Ukelele, agencia especializada en marketing para eCommerce y pionera en el desarrollo de Growth Marketing en el país, empresas locales como Bodegas Bianchi, 47 St., Paruolo, Home Collection, BedTime y Whirlpool, entre otras, han implementado este modelo y experimentaron crecimientos de hasta 900% en pocos meses.

El Growth Marketing propone experimentación y testeo continuo, incorporando flexibilidad y poniendo el foco en los resultados y las métricas que tienen alto impacto en el crecimiento del negocio. Esta modalidad marca la importancia de incorporar tecnología y probar nuevas herramientas para lograr innovar, automatizar y escalar las estrategias.

“Uno de los objetivos más importantes para las empresas hoy en día es retener a los clientes, considerando el constante aumento del costo de adquisición de nuevos compradores. Repensar el camino que recorre el usuario y hacer foco en el re-engagement, ver un ciclo permanente y no un camino con meta de principio y fin, es fundamental. La retención genera re-compra y establece relaciones de largo plazo. La clave está en el valor de vida del cliente que permite medir las ganancias en el total de la relación con la marca”, explica Julieta Pamo Rabaje, Growth Marketing Manager en Ukelele.

Un tema que va a seguir en alza es la sustentabilidad. El 43% de los consumidores prefiere comprar a marcas comprometidas con cuestiones sociales y medioambientales y el 63% de los compradores mundiales prefiere productos y servicios que compensen el impacto medioambiental.

Estos datos demuestran que la tendencia hacia la mentalidad eco-sostenible crece cada día más. El usuario con este perfil compra con mayor conciencia, buscando preservar los recursos de la naturaleza, priorizando productos duraderos, elaborados con materias primas biodegradables y en envases reciclables.

De cara a 2021, se vuelve esencial que exista un proceso de reflexión de parte de las marcas en sus procesos de producción para que puedan adaptarse a esta nueva mentalidad ecológica. Con consumidores cada vez más motivados por la sostenibilidad, el reCommerce fomenta el consumo y permite que los clientes renueven sus productos cada temporada independientemente de su poder adquisitivo. A través de estrategias de segunda mano y upcycling las marcas pueden lograr que las prendas usadas se conviertan en materia prima de nuevos artículos. Con este esquema de circularidad, se puede generar hasta un 30% menos de desechos.

Los videos seguirán siendo los protagonistas de las redes sociales. El 85% de los usuarios consume contenido en formato video en Internet. En este escenario, cobra relevancia el fenómeno de Live streaming eCommerce, es decir, una transmisión en vivo en redes sociales basado en demostraciones, testimonios y preguntas de los usuarios en tiempo real, enfocados en productos y facilitando en la transmisión un enlace para realizar la compra.

Muchas empresas ya aplican shoppable content en sus estrategias de marketing con fotografías que integran eCommerce. A partir de ahora, directamente hay que pensar en comprar la ropa que visten los protagonistas de una serie o la marca de café que está consumiendo un influencer en un vivo. El futuro de ir de compras implica ver los contenidos favoritos y hacer click en aquellas cosas que interesan.

El entretenimiento tiene un gran espacio para crecer: al igual que los creadores de videojuegos, desde el marketing digital se pueden implementar técnicas basadas en datos para identificar audiencias e incentivar a los clientes. La clave está en entretener al mismo tiempo que se aumentan las conversiones. Hay infinidad de posibilidades para sumar dinámicas a los sitios webs y motivar acciones que generen valor para el negocio, agregando automatización e inteligencia a las bases de datos. Además, con este plus de creatividad, no sólo se generan más conversiones sino que se alimentan las relaciones a largo plazo con la audiencia.

“Las estadísticas dejan en claro el potencial de crecimiento que tendrá el eCommerce en 2021, en base al nuevo tipo de consumidor que moldeó el 2020. El desafío de los growth marketers es no quedarse quietos, ser flexibles y estar preparados para adaptar las estrategias de marketing al nuevo consumidor. La tendencia está en detectar los segmentos dentro de las audiencias para ofrecer soluciones cada vez más integradas, facilitando el trabajo del marketer y proporcionando una mejor experiencia al usuario”, concluye Pamo Rabaje.