TEATRO ACTUAL: NI TE CUENTO TANTO

En una efímera dosis de intimidad, una pareja se replantea el rumbo de sus vidas.

Una pareja joven, con las frustraciones compartidas, los anhelos y las esperanzas en su hija de 6 años, es retratada por Antonio Birabent y Victoria Raposo en “Ni te cuento cuánto” los jueves a partir de las 20.30 en El Camarín de las Musas (Mario Bravo 960 y CórdobaAlmagro). 

Con dramaturgia y dirección de Carolina Barbosa, se abordan las frustraciones individuales y las responsabilidades depositadas muchas veces erróneamente en el otro para subsanarlas. Lo cotidiano es interpretado por ambos actores y con una escenografía minimalista se logra un contexto absolutamente verosímil, donde el espectador siente que está compartiendo el living de una casa, ubicada en el barrio de Balvanera de la ciudad de Buenos Aires.  

Con tono de comedia pero sin superficialidad, se toman los diferentes estados de una pareja cuestionando o alabando el pasado, transitando el presente con monotonía y sin expectativas y replanteandose el futuro para tratar de conseguir lo que buscan

El trabajo, el tiempo libre y la vida en pareja entra en cuestionamiento. En la mitad de la vida, ambos saben que los sueños más concretos pueden realizarse, cuando interviene la voluntad y una dosis de azar. Nicolás (Birabent) es disck jokey en eventos, pero aguarda ser convocado para una pieza teatral clásica, en una pequeña sala del conurbano. Silvia (Raposo) es empleada de tiempo completo, pero aunque tiene un sueldo razonable, su trabajo no le gusta. Ambos tienen cierta frustración con sus existencias y buscan reencausarlas, intentando hacerlo juntos nuevamente.        

En palabras de su autora, Barbosa explica: “Como dramaturga, me convoca profundamente reflexionar el tema de las relaciones humanas, más puntualmente el tema de la pareja. Ya había ocurrido con mi ópera prima, Monoambiente, y ahora se repite en mi segunda obra. La pareja, esa extraña criatura que pareciera ser un fin en sí mismo… Caemos en la trampa de creer que hay otro que puede venir a completarnos e, inevitablemente, sobreviene la frustración. ¿Qué pasa cuando diferentes formas de concebir el mundo se ven interpeladas? Y agrega: “Creo fervientemente que, a través del humor, podemos sacar el velo a cualquier situación. Soy una convencida de la importancia de reírse de uno mismo para poder trascender. Creo profundamente, como un acto de fe, en la necesidad de crear un espacio para construir, cambiar e interrogarnos desde el amor”.

 

 

Ficha técnica:  

 

Actúan: Victoria Raposo y Antonio Birabent 

Diseño de iluminación: Ricardo Sica 

Diseño de espacio: Kirka Marull 

Diseño coreográfico: Cecilia Estévez 

Vestuario: Damián Brissio 

Música original: Antonio Birabent 

Fotos y diseño: Camila Miyazono 

Producción ejecutiva: Mariana Bachiller y Cecilia Santos 

Dramaturgia y dirección: Carolina Barbosa 

Prensa y comunicación: Tommy Pashkus Agencia