TANGUERO JORGE OMAR FIRPO

El maestro, bailarín, coréografo y director artístico reconocido en el ambiente del tango, con su diploma

Jorge Omar Firpo fue declarado personalidad destacada de la Ciudad de Buenos Aires en el ámbito de la cultura por la Legislatura porteña. El maestro de tango danza, docente, bailarín, coreógrafo y director artístico fue reconocido por autoría del diputado Sergio Abrevaya quién afirmó que hoy “estamos diciendo que miren como ejemplo la actividad de él”, ya que “no destacás al tango, porteño y símbolo de nuestra cultura, sino a las personas que lo llevan adelante ”.

El bailarín es oriundo del partido de Quilmes, gran Buenos Aires: “nací (en 1952) de una familia de laburantes y obreros. Mi padre era operario en la cervecería y mi mamá, correntina, era nieta de un tano y una francesa y mi abuela era guaraní”. Recordó que desde los 10 años comenzó a interesarse por la danza: “en un baile de carnaval en la sociedad de fomento, vi a mis viejos bailando el tango, junto con toda la gente del barrio”.

En su juventud se forjó con el tango, el rock nacional y la música telúrica. Debutó en 1973 de manera profesional al integrar el ballet folklórico “La Quilmeña” de la Escuela Municipal de Bellas Artes. También comenzó su propia formación al leer a Arturo Jauretche, Raul Scalabrini Ortíz, John William Cook y otros ensayistas. Durante la dictadura (1976-1983), resistió con el Servicio Paz y Justicia de Argentina (SERPAJ), que encabezaba, Adolfo Pérez Esquivel, luego premio Nobel.

Firpo se autodefinió como un “lector cultural empírico”, que complementó con su formación terciaria en la Escuela Nacional de Danzas, donde se graduó como profesor en 1984. Sus actuaciones folklóricas habían finalizado un año antes, cuando formó pareja de tango con la bailarina Aurora Lúbiz y comenzó numerosas presentaciones que incluyeron giras en países de Europa, Asia y América.

A lo largo de su carrera a compartido escenarios con Juan Carlos Copes y María Nieves, Osvaldo Pugliese, Roberto Goyeneche, María Graña, Libertad Lamarque, Rubén Juárez, el Sexteto Mayor y los Reyes del Tango, entre muchos otros grandes del tango.

Durante el acto en el Salón San Martín Alicia Eva Renzi, vicepresidenta del Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Eva Perón, popularmente conocido como Museo Evita, alagó a su profesor Firpo, al que consideró por su “enorme compromiso en el fortalecimiento de nuestra cultura popular”. Oscar Héctor Malagrino, creado del “día del milonguero”, describió al homenajeado por “la simpleza que tiene, que no la ha perdido con los años” y que “siempre está con una sonrisa, nunca tiene un no”. El acto finalizó con baile de tango y milonga, para la delicia de los concurrentes.