SARAVIA, PERSONALIDAD DESTACADA

Facundo Saravia, proveniente de una familia de músicos y poetas, fue distinguido en la Legislatura.

Facundo Saravia, folklorista argentino, fue declarado personalidad destacada de la Cultura durante un acto en el Salón Dorado. La diputada María Luisa González Estevarena (VJ), autora de la declaración, explicó que “las raíces forman parte del estado de las cosas para que le demos valor y el es hijo del gran Juan Carlos Saravia y tuvo el privilegio de crecer al lado de grandes como Ariel Ramírez, Eduardo Falú o Atahualpa Yupanqui; para luego integrar Los Chalchaleros”.

González Estevarena recordó que “luego de 43 años de exitosa carrera, decidió poner fin” y reconoció ser “una fan de Facundo”, aunque luego de conocerlo lo admira más por su “educación, su humildad, don de gente y humor cándido”. La diputada agradeció la presencia de familiares, seguidores y amigos del músico, Gabriel Astarloa (Procurador de la Ciudad), además de sus pares Diego Marías, Jian Ping Yuan, Claudio Cingolani (todos del bloque VJ) y particularmente a la coautora, legisladora María Rosa Muiños (BP): “consideré que el homenaje no debía tener un color político, sino de integración de todos”, cuestión lograda con la unanimidad de los votos en la sesión que aprobó la declaración en la Legislatura.

Saravia, recibió la distinción y dijo que “esto es algo impensado, en este momento de mi carrera, que estoy terminado”. “He sido siempre agradecido” y lo hizo con la diputada y la Legislatura de la Ciudad, además de recordar a “todas aquellas personas que me formaron, me ilustraron”. También afirmó que está “muy feliz que mi padre haya sido premiado en vida, con una escuela que lleva su nombre y un monolito que se alza en la ciudad de Salta” y se mostró sorprendido que su padre “está sentado y yo no; esto es novedoso para mí”.

Luego leyó de su autoría: “Cantar es como lo vida, es serle fiel a la existencia, sin perder de vista el norte de aquella primera esencia. Cantando traigo esta vida, cual mejor podría haber sido, para desechar atajos y valerme por mi mismo. Naturalmente he cantado mi verdad siempre la he dicho, y si bien es solo mía se que jamás he mentido. Aquí digo que he cantado solo aquello que he querido, que ahuyente al diablo de mi alma para que tenga sentido”.

Hernán López, amigo del homenajeado, afirmó que “Facundo es mucho más que su trayectoria, es un tipaso”, que “estuvo con los más grandes de los conjuntos folclóricos, Los Chalchaleros”. Andrés Saravia introdujo al afirmar que “el músico y compositor es ni más ni menos que mi hermano” y que “encontré en él un ejemplo a seguir” por su “valentía, humildad trabajo y sacrificio”. Recordó que cantó en una época que no todos se animaban a entonar ciertas letras, además de ser “un obsesivo, que lo llevó a perfeccionares y convertirse en un músico con todas las letras”. El acto

Sobre Facundo Saravia

Nació en Capital Federal el 18 de octubre de 1960, hijo de Juan Carlos Saravia y María Susana Arias Uriburu. Cursó los estudios primarios y secundarios en el colegio San Agustín de nuestra ciudad.

En el año 1975 junto a Marcelo Barceló y sus hermanos forma el conjunto Los Zorzales, grabando varios discos de folklore con repertorio propio. En 1980 se suma a Los Chalchaleros, en reemplazo de Ernesto Cabeza, alternando con el grupo Zorzales hasta el año 1983 en el que disuelve este último y es oficializado como el “último chalchalero”.

Hacia 1995, en forma paralela al grupo de su padre, lanza “Transparencias”, su primer disco solista con temas propios, obteniendo un disco de oro y siendo nominado como revelación del año. Le seguirían otros importantes lanzamientos discográficos como: “Artesanos de la Voluntad”, “Facundo”, “Por esas Cosas de la vida”, “Estaba Cantando”, “Buenas Costumbres”, y “Rasgos Naturales”. Con el disco “Artesanos de la Voluntad” comienza a recorrer el país, obteniendo los premios Santa Clara de Asís y Madre María de la Música.

En 1999 graba junto a Yamila Cafrune “de Changuitos y Chinitas” junto al coro de chicos de Miguel Gómez Carrillo, disco ternado a los premios Carlos Gardel a la música del año 2000, año en que se aleja como solista dedicándose a la gira de despedida de Los Chalchaleros.

Durante el 2002 lanza su disco solista “Facundo”, buscando en esta nueva etapa lograr un estilo folklórico con contenido social como “En Espera”, canción referida a la donación de órganos, o la zamba “Viejo Amigo”, dedicada a los adultos mayores. En 2004 llega “Por esas Cosas de la Vida”, seguido de “Estaba Cantando” en 2006 y “Buenas Costumbres” en 2008. En 2011 lanza al mercado “Rasgos Naturales”. Cuyo corte de difusión se titula “Zamba en el Vuelo”. El 7 de noviembre de 2012, obtiene la nominación de los Premios Gardel de la Música por su disco “Rasgos Naturales”.

Después de 40 años de trayectoria Facundo Saravia anunció poner fin a su carrera el corriente año, en sus palabras “Daré un paso al costado porque siento que debo darle lugar a jóvenes que entiendan, respeten, y sepan llevar adelante nuestro folklore, el que hoy contados intérpretes intentan sostener dignamente”.