REINAUGURACIÓN DE LA PLAZA DE MAYO

El emblemático espacio porteño lució como nuevo, ante la mirada de Larreta y demás funcionarios.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, inauguraron las obras de puesta en valor realizadas en Plaza de Mayo, que de acuerdo a datos oficiales, le suman a la Ciudad 1.136 metros cuadrados de espacio verde y ha cambiado su aspecto por la colocación de baldosas blancas.

La Plaza de Mayo es la más antigua de Buenos Aires y escenario de algunos de los acontecimientos políticos más importantes de la historia nacional. Su nombre es en homenaje a la Revolución del 25 de Mayo de 1810, que ocurrió en ese mismo lugar e inició la independencia de Argentina.

Rodríguez Larreta afirmó que esta reinauguración “es parte de la transformación que estamos llevando a adelante en toda la Ciudad de Buenos Aires” y que “como siempre, obra que nos comprometemos, obra que terminamos”.

 

El Jefe de Gobierno afirmó “haber recuperado esta simbólica, céntrica y tan histórica Plaza de Mayo” y  “el espíritu que dejó el diseño de (Carlos) Thays, con el color blanco, con más espacio verde, con más amplitud para caminar en las veredas”.

 

A su vez, recordó que estos trabajos forman parte “de la recuperación del Eje Cívico que empezó con el arreglo de la Plaza del Congreso, el de la Avenida de Mayo y la recuperación de las fachadas más históricas”.

Los trabajos incluyeron la ampliación de las superficies de reunión y de las veredas con el ensanchamiento de los senderos peatonales, sumando 4.322 metros cuadrados. También se llevó a cabo la restauración integral de la Pirámide de Mayo, el primer monumento nacional construido para conmemorar el centenario de la revolución, y se integraron las cuatro estatuas que se encontraban en la Plazoleta San Francisco (La Navegación, la Industria, la Geografía y la Astronomía) que formaron parte del monumento hasta el año 1912.
Se ampliaron las veredas sobre las calles laterales, eliminando un carril vehicular sobre Avenida Hipólito Yrigoyen y otro carril sobre Avenida Rivadavia. Se incorporaron distintas especies arbóreas y se construyeron canteros en los laterales parquizados.

Se agregaron luminarias de piso para destacar los senderos; se sumaron nuevos bancos de descanso; se restauraron las cuatro fuentes y se ejecutó un nuevo sistema de desagote y suministro. También se reemplazó el antiguo mástil con uno nuevo.