RECORDARON LOS 45 AÑOS DEL GOLPE

En la Legislatura porteña, diputados recordaron a sus víctimas de la represión ilegal.

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires conmemoró “el día 24 de marzo, Día de la memoria por la Verdad y la Justicia, con motivo de cumplirse el 45° aniversario del inicio de la última dictadura cívico militar”. La sesión de hoy comenzó con el izamiento de la bandera argentina por parte de la legisladora Victoria Montenegro (FDT), hija de víctimas, que continúan desaparecidas por que la suma del poder, lo ejercían los jerarcas militares.

El diputado Matías López (VJ), recordó “que estaba por cumplir 4 años antes del golpe de 1976 y en la escuela primaria fui formado por himnos, marchas militares, simulacros de invasiones por guerra de Malvinas” y que luego, a través de “charlas con quienes vivieron en carne propia la dictadura, lecturas” pudo “comprender en detalle y repudiar lo que fue ese golpe cívico militar”

Pero evaluó que hoy “la memoria colectiva es inmortal, es compartida por la sociedad, es hereditaria, genera nuevos pisos de moralidad, respeto, ética pública e institucionalidad, sobre el cual las distintas generaciones construirán el futuro de nuestro país”. Y destacó que “gracias a la memoria colectiva, ningún argentino es inmune a las atrocidades del pasado. Hemos aprendido que el terrorismo de estado es repudiable siempre. Y no delegamos el poder para que cometan delitos, abusos y mucho menos el terror”

El diputado Claudio Morresi (FDT) repasó los familiares desaparecidos de los actuales diputados: “Javier Andrade no se encontró más con su tío; Alejandrina Barry, no se encontró mas con sus padres ni sus tíos; Victoria Montenegro, no vio más a sus padres, y tal vez ella tendría también otro nombre; Santiago Roberto, a su papá. Y yo no vi a un pibe de 17 años que se llamaba Norberto Morresi, mi hermano”

Marcelo Guouman (UCR Evolución) también recordó a parientes de diputados “Fernado García de Garcia, padre de Diego, que fue detenido por 90 días en el centro clandestino El Vesubio y luego se exilió. Y a la tía de Juan, María Magdalena Nosiglia, detenida en Campo de Mayo, que continúa desaparecida”. El diputado entendió que el primer golpe “el de 1930, contra Hipólito Yrigoyen, marcó una saga dramática en la historia argentina”.

Santiago Roberto (FDT) contó: “mi padre fue secuestrado,detenido y desaparecido en abril de 1976. Cuando lo secuestraron repartía revistas con su auto para la militancia, con un joven de 17 años”. Luego, por el trabajo del equipo argentino de antropología forense, pudieron identificar los restos NN de su padre y el del joven que lo acompañaba, que era el hermano del diputado Morresi.

Morresi recordó que la Junta Militar que asumió en 1976 “destituyó a las autoridades elegidas democráticamente: se detuvo a la Presidenta, se destituyó a la Corte Suprema y se reemplazó al Congreso por una Comisión de Asuntos Legislativos”.

La diputada Barry (FIT), agradeció a Morresi y sostuvo que “la pelea fue por los 30 mil, no un camino de justicia individual. No hay nada en lo que hayamos conquistado en la pelea contra la impunidad, si no fue por una pelea enorme colectiva, desde abajo, que comenzó durante la misma dictadura”

Finalizó su discurso recordando que “previo a la dictadura la pobreza en el país, era del 4%. Hoy celebramos cuando baja al 25%. La obra de la dictadura se mantiene intacta. La dictadura vive en el 50% de los argentinos que hoy son pobres”. Marta Martínez (AYL) afirmó que el 24 de marzo no quedó en el pasado “a 45 años de la dictadura más sangrienta al servicio de un poder económico”, ya que la fecha es un “repudio a la dictadura genocida y de reivindicación a la lucha de un pueblo”

Sergio Abrebaya (GEN) pidió no olvidar para que no vuelva a suceder: “la Argentina de la violencia, de los desaparecidos, del asalto, de la pobreza, de la destrucción del aparato productivo”. Subrayó a los que lucharon contra la dictadura, como algunos periodistas, abogados o amas de casa, que dieron todo, aunque “no fueran militantes ni tenían que ver con la política”

El diputado Pablo Fernando Almeida (FIT – IS), recordó en un extenso discurso “la pelea del conjunto del pueblo de más de 40 años”. Hernán Arce (VJ – PS) destacó “la memoria histórica” y seguir “construyendo la memoria colectiva”, cuando se recuerda la fecha “que dejó memorias palpables hasta nuestro tiempo”.

Victoria Montenegro se preguntó: “¿Como fue posible que el estado argentino haya desaparecido a 30 mil personas, como fue posible que se hayan robado a 500 bebés, que se haya establecido la maquinaria de terror?”. Su respuesta fue que “los desaparecieron por que era necesario instalar ese modelo económico de país”.

Al concluir Montenegro, planteó como necesario incorporar a la declaración a ser votada, un repudio a una ofensa contra la dirigente de derechos humanos, Estela De Carlotto, que no fue acompañado por el bloque oficialista.

El diputado García de García Vilas (VJ), explicó que “todos los diputados tenemos un piso en el repudio a la última dictadura cívico militar y que la sociedad en su conjunto sufrió las consecuencias nefastas de esa política ocurrida hace 45 años”. Y que el rechazo al documento que planteó incorporar Montentegro, es porque “no debe haber lugar a la grietea en este tema y hay que construir entre todos algo distinto, en elementos que nos permita lograr acuerdos en una Argentina distinta”. La votación finalizó con 41 votos a favor del expediente de mayoría (VJ, PS, UCR, GEN) y 18 abstenciones (FdT, FIT y AYL).