Malena Galmarini, esposa del líder del Frente Renovador Sergio Massa compartió una mesa con los legisladores porteños Roy Cortina del Partido Socialista y Natalia Fidel de la Unión Cívica Radical, para apoyar un proyecto de ley que busca que el 50% de los cargos electivos en la ciudad estén integrado por mujeres. El anfitrión fue el legislador Javier Gentilini (FR), que estuvo acompañado por las diputadas nacionales Carla Pitiot y Marcela Durrieu (con mandato cumplido).

Gentilini abrió las exposiciones destacando que es necesario alcanzar una representación que respete la proporción de las mujeres en la sociedad.  Rememoró que la visibilidad de la injusticia de género que adquirió en los últimos tiempos con las marchas por “#ni una menos” y advirtió que “la desigualdad sigue, independientemente de la política”, por lo que procuró un cambio cultural que profundice lo que se vino haciendo en los últimos años, ya que en la ciudad está reglamentado un cupo del 35% de legisladoras.

Fidel destacó la necesidad “que las mujeres participen en condiciones reales de la política” y valorizó las leyes ya sancionadas, como la de cupo sindical femenino, contra la violencia de las mujeres o la de niños, niñas y adolescentes. Y destacó que con el proyecto de ley de paridad de género que presentan en la Legislatura “vamos a ir juntos a la par a discutirlo”

Cortina recordó “el impacto que tuvo” la ley 24 012 que estableció a nivel nacional electoral que “las listas que se presenten deberán tener mujeres en un mínimo del 30 % de los candidatos a los cargos a elegir y en proporciones con posibilidad de resultar electas.” Durrieu, que activó la sanción de esa ley en 1993, destacó que “mi mejor homenaje es a los varones que nos acompañan hoy”

Cortina expresó que la desigualdad de género es “la más antigua de la historia” y que se ha avanzado mucho en “los últimos 100 años de los 10 mil que lleva la humanidad”. Y honró con su palabra a argentinas que hicieron mucho por ello: Alicia Moreau de Justo, Eva Duarte y Florentina Gómez Miranda.

Para finalizar, Galmarini también agradeció a estas mujeres, y destacó el valor de Eva Perón, ya que entendió que “nosotras no estaríamos, si no fuera por ellas” y enalteció a “los hombres que se animan a discutir los esteretipos de cierta masculinidad”, ya que con el acompañamiento de ellos, podrá lograrse mayor equidad de género.