NIÑOS: PSICOPROFILAXIS QUIRÚRGICA

Cuatro estudiosos del comportamiento humano explicaron como preparar a un niño para una intervención.

La diputada Carolina Estebarena encabezó el acto en el Salón Montevideo de la Legislatura porteña donde se declaró de interés al libro “Psicoprofilaxis quirúrgica en la infancia IV. Relatos clínicos”, escrito por las profesionales Griselda Vázquez y Claudia Marcovich y editado por el Centro Argentino de Psicoprofilaxis Quirúrgica.

Vázquez agradeció a sus amigos, familiares y pacientes y a quienes contribuyeron a la realización del libro, que explica sobre esta forma de mejorar la salud. La psicoprofilaxis ayuda a los niños y su familia a superar situaciones traumáticas ante una cirugía o procesos médicos de complejidad a los qué se deban someter. Por medio de técnicas que incluyen juego, dibujos y cuentos; los profesionales les anticipan a los pacientes la intervención y les explican lo qué se les va a realizar.

Marcovich, recordó que es la séptima publicación y destacó “esta es una tarea que tiene que ver con la prevención; nuestros trabajos tienen que ver con los chicos que van desde sus primeros años de vida”. En toda psicoprofilaxis, se pone foco en qué los niños reconozcan su cuerpo y el órgano afectado.

Las fantasías y miedos relacionados con la intervención son escenificados y relatados por los chicos a través de diversos materiales y técnicas. Con ayuda del terapeuta podrán ir elaborando y transformando los significados, para transitar de forma más saludable su tratamiento.

Adriana Marcovich, licenciada en comportamiento e integrante del panel, manifestó que las autoras trabajan desde “la idea es experiencia y la percepción de amenaza”. Y contó que una intervención quirúrgica “va más allá de lo meramente médico”, ya que deja una experiencia como algo multidimensional que hay que ubicarlo con la memoria del paciente en su contexto. El análisis “es tomado desde el punto de vista de vista holístico y sistémico”, para poder “reducir los niveles de percepción de amenaza”

Lucas Modareli, licenciado en psicología, contó que el libro más allá de los conceptos profesionales también refleja los valores de “constancia, perseverancia y convicciones”. Explicó que “en psicoprofilaxis ganamos todos” ya que “se gana en menor ocupación de camas en los hospitales”, cuestión favorable para la salud del paciente que se recupera y se da de alta antes y en la reducción de costos del sistema sanitario.