“LEYENDAS DE LADRILLOS Y ADOQUINES”

La periodista Mariela Blanco y el arquitecto Horacio Ludigliani, autores del libro, recibieron la declaración.

El libro “Leyendas de Ladrillos y Adoquines. Los secretos que esconden las joyas arquitectónicas porteñas”, escrito por la periodista Mariela Blanco y el arquitecto Horacio Ludigliani, fue declarado de interés cultural por la Legislatura porteña. El diputado Emilio Raposo Varela (PRO) autor de la norma, introdujo a los interesados asistentes en el Salón Montevideo: “Los autores nos proponen romper la rutina y para ello nos plantean descubrir la ciudad, apreciar la cotidianeidad; dando vida a los ladrillos y adoquines, con una gran sensibilidad y calidad con la que realizaron la publicación”.

El diputado José Luís Acevedo (PRO), coautor de la iniciativa expresó su “inmenso honor en esta de la democracia, distinguir este tipo de acciones y libros” como Leyendas de Ladrillos y Adoquines; al cual consideró que da “sentido e identidad a nuestra cultura porteña a través de la identidad paisajística”. Y destacó que “Buenos Aires es una de las ciudades más importantes del mundo por su patrimonio y arquitectura”.

La licenciada Blanco en primer término agradeció por la distinción “a los diputados y la comisión de patrimonio” que encabeza Raposo Varela. La cronista contó que el proceso de escritura del libro “se fue construyendo con muchas personas” a través de entrevistas, como con quién reconstruyo la confitería Las Violetas en Almagro o el que iluminó el Palacio Barolo, además de especialistas como Luis Grossman, director de Casco Histórico.

“La intención del libro es que salgan a la ciudad a recorrerla. Para escribirlo emprendimos un viaje y había muchas cosas que citar. Elegimos los más lindos de Buenos Aires entre 1880 a 1940, que además sus ladrillos tuvieran algo que contar”, por lo que salieron al rescate leyendas e historias que alberga el patrimonio urbano; como describió Blanco.

El arquitecto Ludigliani se mostró feliz porque el libro les dio varias sorpresas: “primero fue un placer verlo impreso y luego se agotó rápidamente”, además de ir a España con una misión comercial de empresarios inmobiliarios. “Se podrían haber hecho 10 libros. Pero en este pudimos representar algunos de los edificios más emblemáticos que representan nuestra identidad cultural”

Durante el acto, entre los historiadores, urbanistas y defensores del patrimonio urbano, estuvo presente el diputado Fernando Yuan (PRO) y la legisladora Carolina Estebarena (PRO) envió palabras de adhesión. El libro de 184 páginas realizado con textos y fotografías sobre papel ilustración fue editado por Dunken y prologado por Hernán Lombardi, Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la Nación; además de contar con los aportes de Eduardo Lazzarri, Leonardo Busquet, Rubén Derlis, Roberto Fanego, Fernando Carral o Pedro del Piero, entre otros.