LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL INFANTIL

En la comuna 10 nació un proyecto para erradicar la violencia contra los chicos que juegan en inferiores.

La Legislatura porteña declaró el beneplácito al programa “No a la violencia en el fútbol infantil”, durante un acto en el Salón Jauretche. El diputado Adrián Camps,  autor de la iniciativa, afirmó que “un chico con una pelota es un chico feliz, pero en los campeonatos se los ve estresados, nerviosos”, cuestión que el proyecto que fue distinguido apunta a superar, ya que trabaja con los clubes en sus divisiones inferiores abarcando a los padres, directores técnicos y jugadores para erradicar la violencia.
El programa No a la Violencia en el Fútbol Infantil surgió en la Comuna 10. La vecina María Paz Pérez de San Román contó fue la iniciativa: “Tengo dos hijos. Mi hija que juega al hockey los sábados a la mañana y mi hijo que juega al fútbol a la tarde, pero hay una gran diferencia. En el hockey todo es diversión, no importa si se pierda o se gane. Pero en el fútbol es lo contrario, lo importante es ganar y en el medio hay peleas, gritos e insultos”.
Pérez de San Román entonces se propuso formular un proyecto para que los chicos en el fútbol puedan disfrutar del juego. Así conoció a la Asociación Salvemos al Fútbol (SAF) y a los integrantes de la Junta Comunal 10 y llevó el proyecto al Consejo Consultivo, donde hay representantes de entidades vecinales no gubernamentales y organizaciones políticas. Así, pudieron llevar a la práctica el proyecto y empezar a aplicarlo en los clubes All Boys y Villa Luro Norte.
Juan Monges, vecino e integrante del Consejo Consultivo, contó que empezaron con “reuniones con los profesores, padres y chicos”. Y describió una contradicción: “los padres decían que los llevaban para que se diviertan. Pero le preguntábamos si era para jugar o ganar y no nos daban respuestas”. Donde sí encontraron una respuesta uniforme fue entre cada uno de los chicos: “me gusta jugar, pero que no me griten”.
Mariano Bergés, de la SAF, explicó que la institución que preside tiene el objetivo de “combatir la violencia en el fútbol, que no se circunscribe a la violencia barra brava”. Describió que esa actitud “aparece en todos los campeonatos, incluidos los de menores” y se lamentó que haya llegado hasta los niños. La violencia muchas veces es ejercida contra los chicos para que puedan alcanzar los triunfos en cada partido y así fantasear con una carrera futbolística exitosa cuando sean adultos.
Del acto participaron vecinos y padres de los barrios de Monte Castro, Floresta, Versalles, Vélez Sarfield, Villa Luro y Villa Real e integrantes de la Junta Comunal Ubaldo Mascaldi y Leonardo Farías, junto al subgerente operativo de Control Comunal Ricardo Johansen, quién abogó porque el programa contra la violencia en el fútbol infantil “se replique en todas las comunas”.