LA FIESTA NACIONAL E INTERNACIONAL DEL PONCHO EN SU 50 ANIVERSARIO

El ballet estable municipal de la ciudad de Catamarca trasladó el poncho de 16 metros al Obelisco.

Se realizó en el Hotel Panamericano de Buenos Aires la presentación oficial de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho en su 50 aniversario. El evento contó con la presencia de la Gobernadora de la Provincia de Catamarca, Dra. Lucía Corpacci, la Secretaria de Turismo de la Provincia, Mslga. Natalia Ponferrada, la Secretaria de Estado de Cultura María Jimena Moreno, autoridades nacionales y provinciales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, diplomáticos, empresarios, directores y representantes de las Casas de las Provincias, Asociaciones catamarqueñas y una gran cantidad de público.

Después de un cóctel de recepción y ya en el Salón Paraná, la Secretaria de Turismo de Catamarca, Natalia Ponferrada, hizo entrega de un poncho al Ministro de Turismo de la Nación Lic. Gustavo Santos, y la Subsecretaria de la Casa de Catamarca, Dra. Yanina Martínez hizo lo propio con el Director Ejecutivo del Ente Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Lic. Gonzalo Robredo. A continuación se realizó un desfile de ponchos, ruanas tejidas y otras prendas confeccionadas por los reconocidos artesanos Atilio Páez, Ramón Baigorria, Graciela Carrasco y Guillermina Zárate, acompañado con música en vivo por Juan Ignacio Molina y su grupo. Luego se presentaron los cuadros de danzas preparados especialmente para esta ocasión por Ballet Municipal de San Fernando del Valle, dirigido por el Prof. Carlos Desanti.

Para el final, el canta autor Emilio Morales interpretó las canciones más queridas y las que entonadas por el público presente fueron el inicio de lo que luego continuó en el Obelisco. Guitarra en mano y acompañado por el Ballet que desplegó el poncho más largo del mundo y que representa cada Departamento del Provincia de Catamarca, Emilio Morales y los presentes dejaron el hotel y caminaron hasta el lugar indicado para la representación del mapping que cumplió lo que tanto se anhelaba, ponerle un poncho al ícono de la Ciudad. Corpacci manifestó: “El Obelisco es el lugar de todos los argentinos. Hemos llegado donde queríamos”. Las múltiples imágenes proyectadas produjeron aplausos y mucha emoción en todos los presentes. Una noche inolvidable, con el monumento porteño abrigado por un poncho bien catamarqueño.