INVERSIONES EN LA FADU – UBA

El Ministerio de Obras Públicas comenzó con las obras en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires, que se realizan a través del Programa Nacional de Infraestructura Universitaria, con una inversión de $55 millones.

En este sentido, se está ejecutando una obra que comprende el mantenimiento, la renovación y la conservación de los ascensores con nuevas paradas en los entrepisos, del Pabellón III de la FADU, ubicado en la Ciudad Universitaria (barrio de Belgrano), que mejorará la accesibilidad para miles de estudiantes.

Estas obras se suman a las que también se realizarán en la Facultad de Ciencias Veterinarias con un nuevo pabellón de 350 m2; a las obras de adecuación de las instalaciones eléctricas de la Facultad de Medicina y a la refacción del sistema eléctrico del Hospital de Clínicas.

El Programa Nacional de Infraestructura Universitaria, se lleva adelante junto al Ministerio de Educación y contempla 74 intervenciones, por una inversión total de $11.754 millones, con el objetivo de extender la cobertura académica y mejorar el sistema universitario.

Las obras se desarrollan en 48 universidades de nacionales, incluyendo a la Ciudad Autónoma, Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Tucumán.

Este Programa tiene como objetivo principal ampliar la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional, así como también se propone incrementar el acceso a la Educación Superior; optimizar la calidad de la instrucción; fortalecer el funcionamiento y/o los servicios que prestan las instituciones; y vincular el capital humano formado en las universidades con las fuerzas productivas locales.

Los proyectos son presentados por las Universidades y deben cumplir con ciertos criterios de elegibilidad para permitir la expansión de las infraestructuras edilicias que vinculen a la institución con el sistema productivo nacional, regional o local; responder a las necesidades actuales de matrícula o permitir su ampliación; y optimizar el uso permitiendo las innovaciones.