INVAP S.E: FINANCIAMIENTO PRIVADO

La empresa Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado (INVAP) obtuvo financiamiento privado voluntario en el mercado de capitales para desarrollar proyectos tecnológicos para las Fuerzas Armadas. Es la primera vez que obtiene dinero a través de la licitación abierta y pública de suscripción de inversores a obligaciones negociables, que ascendieron a un total de 569 millones de pesos, superando el techo previsto inicialmente.

Los fondos serán destinados al proceso de reequipamiento y modernización de las Fuerzas Armadas, que el Ministerio de Defensa, conducido por Jorge Taiana, impulsa a través del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF). En concreto, permitirán financiar la producción del RUAS-160, un sistema de vehículos aéreos no tripulados de alas rotatorias, compacto y de gran autonomía, destinado a la Armada Argentina. También posibilitarán el desarrollo del prototipo de radar de apertura sintética para todo tipo de vehículos no tripulados y del prototipo de radar anti-dron. Una vez diseñados, ambos serán propiedad intelectual de la cartera de Defensa y podrán producirse en serie.

La articulación institucional entre el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas, INVAP y organismos como el IAF tiene el objetivo de promover la industria para la Defensa, la reactivación económica y la soberanía nacional. La participación del IAF, en particular, forma parte de la estrategia de diversificación de inversiones que el organismo emprendió en diciembre de 2019 y que dio como resultado un sustantivo incremento de su fondo de capitalización.

El apoyo del Instituto a los proyectos desarrollados por INVAP cuenta con el respaldo del FONDEF y constituye una inversión altamente rentable que contribuye a su fortalecimiento financiero, garantizando el pago de retiros y pensiones del personal militar de nuestro país. Cabe recordar que, con ese mismo objetivo, en 2020 y por primera vez en su historia, el IAF otorgó un crédito a FADEA (Fábrica Argentina de Aviones) para el desarrollo y fabricación del avión IA-100 “Malvina”, una aeronave de entrenamiento que permitirá formar a pilotos de la Fuerza Aérea.

INVAP, por su parte, es una empresa de tecnología creada hace más de 45 años, con sede central en San Carlos de Bariloche. Está posicionada como líder en el desarrollo de proyectos tecnológicos de avanzada a nivel internacional en diferentes campos de la industria nuclear, espacial, de defensa, comunicaciones, energía y seguridad. Entre otras cosas, brinda soluciones para Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR); radares 3D de vigilancia y control aéreo militares; sensores electroópticos giroestabilizados; y centros de comando y control.