GUILLEROMO LODA, DESTACADO

El especialista en cirugía de mano, creó la especialidad en la Argentina en el extinto Hospital Francés porteño

El médico Guillermo Loda fue declarado personalidad destacada de las Ciencias Médicas durante un acto en el Salón Dorado de la Legislatura porteña. El autor de la iniciativa fue el diputado Agustín Forchieri, que declaró: “es un honor, no solo como legislador, sino como ciudadano”, ya que el cirujano de mano “ha puesto a nuestra medicina a nivel internacional”.

Alberto Cormillot, médico especializado en nutrición, manifestó: “estoy muy contento por esta distinción a mi compañero, mi cirujano y mi amigo”, ya que desde jóvenes compartieron la instrucción en el Liceo Naval y durante el acto narró anécdotas de estudiantes. También recordó que un perro le destruyó 18 tendones de la mano, pero Loda lo operó de manera exitosa. “Si hay un lugar donde se mantienen la disciplina, es el quirófano”, cuestión que aprendieron cuando fueron cadetes militares.
José Claudio Escribano, periodista y directivo del diario La Nación; también ex compañero en el Liceo Naval, expresó que “la vida de vecino y profesional con éxitos, enorgullecen a sus amigos”. Reflexionó sobre “la utilidad de los miembros vitales”, con los cuales Loda, logró “el alivio de sus pacientes de la discapacidad física y moral; que han sido cientos y cientos”. Elogió la “diestra actividad en el quirófano” y “el galardón de la Legislatura”.
Loda, luego que se le entregó el diploma que lo consagró personalidad destacada, expresó que “es un momento muy especial, recibir esta distinción de esta naturaleza, porque es de los compatriotas” y destacó que en el acto contó con “una audiencia muy especial; familia, amigos y colegas”. Satisfecho afirmó que “el hombre vive momentos y circunstancias. Y me siento muy agradecido”.
Loda narró cómo se especializó en cirugía de la mano, cuando luego de una beca en España, tuvo la oportunidad de conocer a los pioneros de la disciplina, que surgió durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), por las lesiones con explosivos de los miembros superiores.
En el país ibérico el médico Fernando Enríquez de Salamanca le aconsejó especializarse en cirugía de mano, que no estaba muy desarrollada en Argentina y así lo hizo. En Francia se formó con Raoul Tubinana y Marc Iselin. Luego impulsó el primer Congreso Latino Americano de Cirugía de Mano. Pero su ansias de perfeccionamiento lo llevaron a los Estados Unidos, donde aprendió de William Litller y Alfred Swanson, expertos en técnicas de restauración de la sensibilidad y funcionalidad de los dedos; además de Adrian Flatt especialista en malformaciones congénitas de la mano. Y a Austria, con Hanno Milesi, el cual “enseñó al mundo como se insertan los nervios periféricos”.
De vuelta en Argentina, se incorporó a la Escuela Quirúrgica Finochietto, donde conoció al traumatólogo Eduardo Zancolli: “con él aprendí a pensar”, que lo llevó a reflexionar siempre sobre la práctica médica.
“La medicina no se aprende ni con los libros, ni con los profesores ni con los pacientes; sino que es todo un conjunto”, afirmó Loda, el cual dedicó su vida al “estudio y el trabajo”, aunque reconoció que “el amor y la amistad siempre me han acompañado”.
Trayectoria profesional
Jefe de Cirugía de la Mano del Hospital Francés de Buenos Aires, primer servicio en Argentina desde 1973; durante 30 años.
Actualmente es director del Instituto Privado de Cirugía de Mano; médico consultor en su especialidad en el Hospital Militar Central Cosme Argerich y en la Fundación Lucha Enfermedades Neurológicas Infantiles (FLENI).
 Distinciones a lo largo de su carrera
•          Miembro de Honor de la Sociedad Francesa de Cirugía de la Mano, 2016.
•          Electo en el Congreso Mundial “International Federation Society for Surgery of de Hand”, “Pionier of Hand Surgery”, 2016.
•          Miembro de la Academia Nacional de Cirugía de Francia, 2013.
•          Primer Premio por parte de la Academia Nacional de Medicina, 1987/1988/1989.
•          Primer Premio: Comité de Hospitales de la Comunidad Extranjera, 1982.
•          Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología. Desarrollo de la primera prótesis para reemplazo total de muñeca y bases biomecánicas, 1976.
•          Primer Premio, Hospital Francés de Buenos Aires, Malformación Congénita de la Mano y Miembro Superior.
•          Primer Premio “Arco de Triunfo”, técnica personal en la Reconstrucción del Pulgar.