EXPOSICIÓN DE PLAYMOVIL EN EL MUSEO

Los Playmovil son un juguete que une las últimas generaciones, utilizándose hasta hoy.

El Museo de la Ciudad presenta a los pequeños muñécos recrean escenas costumbristas del mundo y también porteñas. El director del museo, Ricardo Pinal Villanueva explicó a la prensa que “una vez al año hacemos Buenos Aires de colección. Y esta es la colección de Juan Detholff, que en realidad se tratan de los famosos playmovil”

Los escenarios están creados por más de 2500 figuras de la maravillosa colección de Juan Dethloff, que extiende su fecha de cierre hasta el domingo 25 de febrero, con un horario que va todos los días de 11 a 18 en la sala de exposiciones temporarias, ubicada planta baja de la sede del museo, de Defensa 223. La entrada es libre y gratuita.

“Sin darnos cuenta vivimos rodeados de objetos. Y en ese mundo, existen los que los atesoran para que perduren en el tiempo, ellos son los coleccionistas. Poner en valor esta actividad es parte de lo que nos ocupamos en el Museo de la Ciudad”, declararon.

Historia del Playmobil

Geobra Brandstätter es el nombre que creó y todavía fabrica Playmobil.

Fundada en el año 1876 por Andreas Brandstätter en Fürth, Alemania. En principio se especializaron en artículos ornamentales y cerraduras metálicas. Posteriormente cajas registradoras y balanzas de juguete, todo ello fabricado mayoritariamente con metal; siendo un éxitos de ventas en toda Europa.

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial y durante la post-guerra, la empresa necesito abaratar costos. La aparición de nuevos sistemas de fabricación y nuevos materiales como el plástico, para paliar la crisis, la empresa se adapta al cambio y remodela las máquinas que pronto estarían preparadas para colmar el mercado con coches y tractores a escala para niños.

La crisis energética de los años setenta, el precio del petróleo y en consecuencia, el precio del plástico, hizo que fabricar con este material ya no fuese tan económico. Fue precisamente en esta época, principios de la década de los setenta cuando Geobra desarrolla un nuevo tipo de juguete que no utilizase demasiado material pero que tuviese un alto contenido pedagógico. Nació así, Playmobil. Juguete que hoy ya atravesó a varias generaciones permitiendo crear innumerables historias y relatos.