“EN UN PALACIO NO SE CONSTRUYEN AULAS EN LOS PASILLOS”

 

La polémica por la falta de vacantes y la construcción de aulas modulares y de durlock en distintas escuelas porteñas no termina. Mientras que el subsecretario de Gestión Económica del Ministerio de Educación, Carlos Regazzoni, aseguró que las nuevas construcciones “son de excelencia”, padres, docentes y legisladores de la oposición, rechazaron las construcciones y las calificaron de inseguras e inapropiadas para el aprendizaje de los chicos. De ahí que, para el miércoles 26 de febrero, hayan decidido realizar una movilización frente a la Legislatura porteña. La medida se oficializó en las últimas horas cuando se llevó a cabo la tercera reunión de la multisectorial con legisladores porteños de la oposición.

Ese día se hará una sesión especial del cuerpo legislativo de la ciudad, decidida por los legisladores de los bloques del Frente para la Victoria, UNEN, MST, FIT y Confianza Pública, con el propósito de tratar la falta de vacantes para el ciclo lectivo de este año. Entre otras consignas, los padres de los chicos consideran que en un “en un palacio no se construyen aulas en los pasillos”

Proponen debatir una interpelación al ministro de educación porteño. Al respecto, Gabriela Alegre, presidenta del bloque Frente para la Victoria, dijo que Bullrich “no tiene ninguna solución para los miles de niños y niñas que quedaron fuera del sistema educativo” y que “una crisis de semejante magnitud requiere que Esteban Bullrich (desde el 23 de diciembre de 2009 ocupa el cargo de Ministro de educación de la Ciudad de Buenos Aires luego de la renuncia de Abel Posse) se presente en la Legislatura y que el propio Mauricio Macri dé la cara y resuelva el problema que su gobierno generó”.

Las obras en el Bernasconi cuentan con el apoyo de la directora, María Teresa Elola de las Heras, quien argumentó que “todas las construcciones tienen todas las comodidades y están perfectamente construidas”. “Las aulas son circunstanciales, los alumnos necesitan vacantes”, apuntó. Agregó: “Los pasillos donde se construyeron las aulas no eran utilizados como espacio de recreación de los chicos, como denuncian los padres”.

“Los chicos van a estar hacinados, no queremos estas aulas. Son pequeñas, casi no tienen ventilación y están sobre un pasillo de circulación y recreación para los alumnos”, argumentó por otra parte Martín Cadel, docente y padre del Bernasconi, donde se construyen dos aulas para diez chicos cada una en el área de jardín, y otras dos, más amplias, en el tercer piso, donde funciona la primaria. De todos modos, pese a la negativa de los padres, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, defendió el proyecto y dijo ayer a la prensa que “no darán marcha atrás” con este tipo de construcciones.

En tanto, la legisladora porteña Virginia González Gass (UNEN) rechazó las obras por “inseguras” y argumentó que “docentes y alumnos deberán permanecer en aulas con poca ventilación y que en caso de emergencia, no cuentan con un espacio amplio para una eventual evacuación”. Pero además, González Gass y maestros de la escuela coincidieron en que “es imposible dictar clases en un aula de durlock por los ruidos y la falta de espacio”.

Se refirió así a las protestas de un grupo de padres y sindicalistas que en las últimas horas hicieron un abrazo simbólico de ese histórico edificio ubicado en Parque Patricios. El Instituto Félix F. Bernasconi está ubicado en pleno Parque Patricios, en la manzana de Catamarca, Rondeau, Esteban de Luca y Cátulo Castillo, antes Pedro Echagüe.

Otro grupo manifestó su malestar por la construcción de aulas modulares frente a la escuela Casa Amarilla, en La Boca.

“Desde hace tiempo tenemos información de que hay una población infantil que no está teniendo respuesta de la escuela pública y que hay presupuesto que no se ejecuta. También sabemos que desde 1996 el Estado tiene que garantizar y financiar la educación desde los 45 días hasta el nivel superior”, dijo a la prensa Graciela Morgade, decana de la facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Buenos Aires, donde se realizó la tercera reunión de la multisectorial con legisladores porteños de la oposición, que convocaron a una movilización frente a la Legislatura para el miércoles 26 de febrero.

 
foto 1