EMPERSAS APOYAN LOS FERIADOS PUENTE

Mar del Plata, a 400 kilómetros de la ciudad, se vería muy favorecida para las estadías cortas.

El candidato a la Presidencia de la Cámara Argentina de Turismo, Ricardo Boente, alentó a los operadores de la “industria sin chimeneas” a trabajar en conjunto con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de los Centros Urbanos para alentar a los habitantes de las provincias a hacer turismo en la Capital

El Operador turístico y posible titular de la Cámara que agrupa a las empresas relacionadas con dicha actividad, se mostró muy a favor de que finalmente el presidente de la Nación, Mauricio Macri, promulgue y reglamente la Ley de Feriados Puentes recientemente aprobada por las dos Cámaras del Congreso de la Nación.

En ese sentido destacó que el turismo es una actividad que brinda mano de obra “intensiva” y genera empleo genuino en el mundo moderno, pero agregó que para que las bases sean firmes es preciso también “implementar acciones conjuntas con el Gobierno porteño y con otros centros urbanos cuyas ciudades reúnen las características del problema de la emisividad de los turistas”.

Explicó que dicho concepto se refiere a que la mayoría de los habitantes de Buenos Aires prefieren pasar los fines de semana largos fuera de su lugar y viajar para consumir turismo y esparcimiento en lo que se llama Ciudades receptivas, por el carácter turístico de las mismas.

“De esa manera se genera un problema para otros sectores del comercio que ven reducidas sus ventas por la falta de actividad, pero hay maneras de solucionarlos, ya que por medio de actividades y espectáculos, como así también paseos y lugares de descanso, se puede saldar esta falta, atrayendo a los ciudadanos del interior del país a disfrutar de la enorme oferta turística y cultural que posee la Ciudad capital”, dijo Boente.

El ex presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés de Buenos Aires (AHRCC) finalmente aseguró que también es preciso trabajar en mayor oferta de líneas aéreas y de empresas de micros de larga distancia, para fortalecer la competencia y bajar los precios de manera de que el ciudadano de la provincia considere una posibilidad cierta veranear en Buenos Aires.