EL SURREALISMO DE DALI

Se realizó una actividad junto a la Fundación Ayuda Al Inmunodeficiente, dentro de la muestra del genial pintor.

El viernes 13 de Septiembre Fundación Ayuda Al Inmunodeficiente (FUNDAI) le puso sabor a la muestra de Salvador Dalí, que se desarrolló en el Centro Cultural Borges (Viamonte 525) de las galerías Pacífico y de esta manera empieza a despedirse del público porteño, que puede verla hasta el 22 de septimebre. FUNDAI junto a los chef Walter Barberan y Maximiliano Fresco de Espacio Cocina Buenos Aires, pusieron manos a los sabores.

“Sin una audiencia, sin la presencia de espectadores, estas joyas no alcanzarían la función para la cual fueron creadas. El espectador, por tanto, es el artista final. Su vista, corazón, mente—con una mayor o menor capacidad para entender la intención del creador—da vida a las joyas”

“El Surrealismo de Dalí”  es una muestra con obras graficas originales del reconocido artista internacional, integrada por obras que abarcan un periodo desde la década del 50 al 80 de producción del artista y comprenden muy diferentes técnicas y materiales; esculturas, platas, grabados, serigrafías y litografías originales pertenecientes a una colección privada, y que fueran cedidas por Enrique Sabater, secretario y administrador de Dalí desde el año 1968 a 1980, para ser exhibida en forma itinerante en América Latina como forma de divulgación de la obra daliniana y aporte cultural a las artes plásticas

Esculturas, Platas, Efectos Visuales, Grabados y Litografías Originales

“El estado surreal perfecto se logra en la vigilia previa al dormirse, en donde se entremezclan en la mente las imágenes conscientes y las inconscientes oníricas del sueño”.

Este movimiento tuvo su génesis en 1917 con el poeta Guillaume Apollinaire -que ya le da el nombre de Surrèalisme- y con el manifiesto que el poeta rumano Tristán Tzara publicó en 1918, en el que afirmaba el principio de la irracionalidad, la rebeldía y la negación. Se consolida como movimiento en Francia en 1924 con la edición del “Manifiesto Surrealista” de André Bretón, quien lo define como “Automatismo psíquico puro con ausencia de todo control ejercido por la razón y de toda preocupación estética y moral”.

El hermético grupo y la élite del surrealismo lo conformaban entre otros, Tristán Tzara, Paul Elluard, Hans Arp, Yves Tanguy, René Crevel, René Magritte, Joan Miró, y su pope mayor, André Bretón. Fue aceptado tardíamente Salvador Dalí, quien acuñó la frase “El Surrealismo soy Yo” al ser expulsado del mismo, convirtiéndose en un paradigma de todo el arte contemporáneo y de este movimiento particular, su mayor exponente.

Dalí desarrolló su Método Paranoico-Crítico que es llevar la mente en forma consciente al borde de la locura, provocarla, pero sin traspasarlo y crear dentro de ese límite crítico.

Estas informaciones de la vida íntima y obra de Salvador Dalí, sus técnicas, materiales, asociaciones libres y sus decires, acompañan al público a lo largo del recorrido de la muestra a través de textos y paneles explicativos pensados para enriquecer la experiencia surrealista tanto del curioso principiante como del experto en Dalí.

El Surrealísmo de Dalí
Curador Ignacio Shanahan
En Exposición hasta el 22 de Septiembre
Lunes a Sábado de 10 a 21 Hs Domingo de 12 a 21hs
Dirección Prensa Marketing Cultural Patricia Ludueña

Foto
TDAH- TEA María Nolte Paula Doradillo
chef Walter Barberan
FUNDAI Directores Daniel Papaleo Héctor Tassino
Prensa Marketing Culturtal Patricia Ludueña