Luisa Pericet, profesora de danza y coreógrafa, fue declarada personalidad destacada de la Cultura, en un acto organizado por el diputado Emilio Raposo Varela (PRO) en el Salón Dorado de la Legislatura.

“Hoy estamos aquí para distinguir a una persona de la cultura universal, de la cultura gallega”, introdujo el diputado Raposo. Y recordó que “hace más de 30 años que enseña danza en el Centro Galicia de Buenos Aires (del barrio Balvanera)”

Cristian Moraes Echazú, destacó “los años de absoluta dedicación y entrega que dio al Centro Galicia”, institución de la cual es secretario general. Y repasó las tareas docentes de Pericet: “No existe nadie que enseñe danza española que no haya sido alumno de ella”.

Luego que Raposo Varela le entregara la distinción, Pericet repasó su vida y recordó cómo empezó su vocación, a través de sus ancestros, cuando su abuelo llevó a su padre a aprender baile en España y en 1926 llegaron a Buenos Aires.

“Mi padre y madre tenían amor por Buenos Aires”, con “las luces de las calle Corrientes, el tango, Carlos Gardel” y la cultura de la ciudad. Pero toda la familia de Luisa se dedicó a la enseñanza bolera, tanto en España como en Argentina y ella no se quedó atrás: “Mi escuela la fundé aquí en Buenos Aires, en un lugar que luego se llamó teatro Teatro Fray Mocho”

“Hace 64 años que llevo enseñando y 37 que lo vengo haciendo en Argentina”. Su carrera artística se repartió a ambos lados del océano: algunos de los mejores bailarines de la danza española fueron sus discípulos, tales como Victoria Eugenia, Antonio, José Antonio, Aurora Pons, José Udaeta, entre otros. En Buenos Aires Luisa Pericet fue coreógrafa en los teatros Odeón, Lola Membrives. Y acompañó a numerosos artistas, como los de la taya de Norma Aleandro, Sara Montiel o Miguel de Molina.

Para finalizar, Pericet enalteció a aquellos que “desde el teatro Colón a la más humilde sala, da grandes figuras” y “agradezco a todos los que se dedican a la cultura, que llenan de sentimientos, belleza y alegría a todos los seres humanos”.