DIETA PROTEICA DE ÉXITO IBÉRICO

Pronokal ha sido adaptado por la periodista Ernestina Pais, que complementa con ejercicio, bajo control médico.

Las dietas proteicas se basan en eliminar la mayor cantidad de carbohidratos y están indicadas para personas sanas. Hay distinguir entre las desequilibradas, que se hacen por cuenta propia y sin ningún tipo de seguimiento profesional por instancias de un amigo o directametne bajadas de internet y las que son ligeramente hiperproteicas, aconsejadas por un médico o un experto.

Es el caso de Pronokal, que se viene abriendo mayor espacio en la sociedad argentina, habida de sentirse bien de salud y verse con una figura atractiva. Desde la empresa española se plantea un tratamiento médico estandarizado, siempre en manos de profesionales de la salud, que promete hacer bajar entre 7 y 12 kilogramos por mes.

No obstante, el nombre de esta dieta comenzó a sonar con más fuerza tras varios casos de éxito entre personalidades de la farándula, conductores de programas de radio y TV, productores teatrales y hasta personalidades del mundo político: Nancy Duplaá, Dady Brieva, Chipi Anchipi, Rocío Marengo, Silvia Fernández Barrio, Agustina Kampfer, Amado Boudou, Matías Tombolini, Sabrina Ravelli, Soledad Solaro, Ailen Bechara, Esmeralda Mitre, Nequi Galloti, Marcela Tinayre, Marcela Tauro, Lorena Maciel, Claudio Pérez, Javier Faroni, Ernestina País, Imanol Rodriguez, Eduardo Battaglia y Matías Alé entre otros, figuran en esta extensa galería de conocidos. Desde entonces, gran cantidad de argentinos han aumentado su interés por la “dieta de los famosos”. Y hasta una portoriqueña afincada en Argentina como Claribel Medina, asociada en el imaginario de la gente a la dieta hipocalórica.

“El Método Pronokal es un tratamiento personalizado para bajar de peso. Se basa en una dieta normo-proteinada es decir, se consume la cantidad de proteínas que el paciente necesita” comenta el Dr. Juan Tortellá, médico especialista en Medicina Familiar y prescriptor del Método PrónoKal (M.N. Nº 105.941, M.P. Nº 448.144)

El profesional apuntó que este tratamiento -que ha sido aprobado por la FDA estadounidense, por la Unión Europea y aquí por el Ministerio de Salud Pública- ha demostrado ser muy eficiente para bajar de peso. “Se baja muy rápido y se mantiene mucho en el tiempo. Mientras se siga un buen control”, acotó.

El experto en medicina familiar resaltó que esto quedó comprobado tras conocerse los resultados de un estudio clínico realizado en España, llamado ProKal. Durante dos años se analizó a un grupo de pacientes que seguían este método y, como grupo de control, a personas que hacían una dieta hipocalórica común. Según este estudio, destacó Tortellá, Pronokal “tuvo el doble de descenso de peso y mejor mantenimiento en el tiempo” que la dieta común.

¿Cómo funciona?: Pronokal prioriza el consumo de proteína, y lo consigue proporcionándole al paciente unos sobres que contienen 15 g de proteína (proveniente del huevo, de la leche, de la soja y de granos), 4 g de grasa y 2 g de carbohidratos. Con ellos se preparan batidos, sopas o incluso recetas sólidas como postres o budines. “No son compuestos químicos raros, no son comida de astronautas. No tienen ansiolíticos, no tienen medicamentos. Lo que hacés es darle cantidad y calidad al paciente, de las proteínas que querés darle”, explicó el Dr. Tortellá.

Lo que consiguen estas proteínas es que, en 24 o 48 horas, se logra “bajar al mínimo la cantidad de glúcidos que tenemos en el cuerpo y se empiezan a disminuir los niveles de insulina”, comentó Tortellá, que agregó que en una dieta hipocalórica común este proceso puede llevar entre diez y quince días.

“¿Qué produce eso? Se empieza a usar la grasa como azúcar en el cuerpo. A las 48 h se empieza a quemar grasa y se producen cuerpos cetónicos que hacen las veces del azúcar en el cuerpo. Rápidamente consumís grasa, y como al cuerpo le estás dando proteína de alta calidad esto protege tanto a la piel como al músculo de efectos indeseables como flaccidez o reducción de musculo”, detalló.

El profesional aclaró que este método debe realizarse siempre bajo control médico, porque no cualquier persona puede someterse a este tratamiento y es necesario descartar problemas de salud que impidan realizarlo o interacción con medicamentos que la persona esté tomando, entre otras contraindicaciones.

Las fases del método: Pronokal se basa en tres fases, que se calculan para cada paciente y se rigen por el peso a bajar, no por tiempo. En la primera fase, para la pérdida rápida de peso, se baja el 80% del peso que el paciente busca bajar. En la segunda fase, de adaptación fisiológica, se pierde el 20% restante y se comienza a trabajar en la reeducación de hábitos del paciente. Luego hay una etapa de seguimiento, a dos años, en la que nutricionistas y psicólogos van controlando que el paciente continúe con buenos hábitos para mantener lo logrado.

En la primera fase el paciente consume los sobres (en las preparaciones que desee) junto con verduras en almuerzo y cena. A medida que avanza en las fases, va sustituyendo los sobres por comidas saludables.

“Siempre se intenta rescatar buenos hábitos: no dejar largas horas en ayuno, ir haciendo las comidas cada pocas horas, tener el hábito de desayunar, almorzar, cenar; planificar lo que se va a comer. Y después tener un mínimo de actividad física. Pronokal mantiene muy bien el nivel del músculo. Podés bajar 50 k y los 50 k son de grasa. Y eso hay que aprovecharlo trabajando los músculos”, concluyó el profesional.

Entre otras ventajas secundarias pero no menos importantes que el descenso de peso, estudios recientes publicados en revistas científicas (1) demuestran que la dieta cetogénica, desarrollada según las bases metodológicas de PronoKal Group®, además de producir una rápida y eficaz pérdida de peso, reduce la ansiedad por comer o beber alcohol, mejora la actividad física y la calidad del sueño, aumentando el bienestar psicológico, el deseo sexual y la calidad de vida de los pacientes en tratamiento. Algunas de las claves que avalan la elección de los famosos.

Testimonios

Nequi Galotti:

“Me veo mejor y con mucha energía. Amo la vida, cuidarme física e intelectualmente, amo la actividad física, la buena alimentación y mis inseparables productos PronoKal para mantenerme siempre con un peso saludable”.

Lorena Maciel:

“La dieta te permite organizarte de inmediato, eso es muy importante. Dejás de picotear de entrada. El resultado se ve rápido pero no es una dieta milagrosa, te permite ir incorporando progresivamente alimentos y adoptarla como un estilo de vida. Y por último aunque tengas una meseta en el peso, ves cambios en los contornos de tu cuerpo porque pasas de grasa a músculo, por lo cual reducís centímetros. Por eso para mí este método es una combinación exitosa y es serio.”

Claribel Medina:

“Una de las preguntas que me hacía era si iba a tener hambre pero con los productos Pronokal NO tengo hambre! Sigo las indicaciones de mi doctor y con mis cinco comidas ando bárbara. Eso sí ¡el agua es fundamental!”

Ernestína País:

¡Está funcionando un montón! Todo el mundo me dice que bajé mucho, pero basicamente estaba hinchada y el método te ayuda a descender muy rápido. Es práctico y te mejora muchísimo la piel.