DEMOLERÁN EL ELEFANTE BLANCO

En el edificio se proyectó albergar en la década de 1930 el Instituto de la Tuberculosis y luego un hospital general.

El Elefante Blanco de Villa Lugano, el cual iba a albergar lo que se conoció como el hospital más grande de América en la década de 1950, va ser demolido luego de más de 60 años de obra abandonada.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno, anunció este miércoles las obras que se realizarán en el predio que ocupa el edificio, donde se edificará el ministerio de Desarrollo Humano, y se re ubicarán más de 25 mil vecinos. Rodríguez Larreta aseguró que “había 90 familias viviendo acá adentro” y que “cada una fue relocalizada, cada una es una situación diferente”.

El Jefe de Gobierno señaló que en algunos casos “hubo subsidios habitacionales”, en otros casos “gente a la que se le dio otra alternativa en el marco del Instituto de la Vivienda”, y agregó: “Estamos trabajando con uno por uno”.

Se llevarán a cabo obras de infraestructura en el entorno del Elefante Blanco, en el Eje Radial y el Eje Ferroviario. La estructura del edificio será demolida para luego empezar con la construcción del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat para marzo de 2019.

Acompañado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, Rodríguez Larreta aclaró que la demolición se realizará “con pico y pala” y “de forma segura porque tenemos gente que vive en los cuatro costados” del edificio.

El Elefante Blanco es un antiguo edificio ubicado en la Av. Piedra Buena 3250, creado en la década del ’30 para atender a enfermos de tuberculosis. En 1955, la obra quedó interrumpida y a partir de entonces y hasta 1978, se consolidó en el edificio un asentamiento informal que hoy se conoce como Barrio 15. Tiene una superficie de 62.600 m2, distribuidos en 14 pisos, un nivel de basamento y dos subsuelos.

En 1995, la Fundación Madres de Plaza de Mayo readaptó los primeros niveles del frente para uso comunitario. A partir de 2011, el Gobierno de la Ciudad se hizo cargo del edificio debido a una mala inversión de fondos de la Fundación, que abandonó el lugar.

Al respecto, Tagliaferri destacó que los vecinos consultados coincidieron “en todos los casos que este (edificio) era un símbolo del abandono, de inseguridad, y en todos los lugares lo que nos están pidiendo es espacio público”.

“Vamos a ir encontrando cada una de las soluciones a cada una de las necesidades de los vecinos. Esto fue conversado con cada una de las familias”, ratificó la ministra.

El Barrio 15 tiene un índice de hacinamiento del 45,5%, con una población que asciende a 24.478 habitantes, según datos de 2013. La ausencia de servicios básicos formales, el riesgo de contaminación ambiental por los basurales en los subsuelos, la presencia de roedores e insectos, la inundación de los subsuelos con aguas servidas, la permanente humedad de la zona, el peligro de caídas por las hendiduras donde se habían pensado ascensores, entre otras graves problemáticas, provocaron que este edificio y el predio que lo rodea sean inhabitables.

Desde 2014, la cantidad de habitantes fue mermando debido al otorgamiento de soluciones habitacionales por parte del Gobierno porteño. Ahora, dentro del Plan Nacional de Hábitat, se invertirán más de 100 millones de pesos en las obras de integración urbana.

Ya se realizaron 340 encuestas de antropología urbana para definir los espacios públicos a construir en el predio. En agosto se iniciarán las mesas participativas, para que sean los vecinos quienes decidan qué quieren hacer en ese espacio público.

En tanto, la nueva sede del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat tendrá 17.700 m2 de superficie, con capacidad para 1138 puestos de trabajo. El edificio, inteligente y sustentable, va a tener 3 pisos de cara a la avenida.