DEMOLERÁN EL ELEFANTE BLANCO

La Legislatura lo autorizó en la Comuna 8, para emplazar el Misterio de Hábitat y Desarrollo Humano.

Los diputados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dieron su aval para levantar un nuevo edificio del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat en el predio que actualmente ocupa la mole de cemento popularmente conocida como el “Elefante Blanco”, en la ex Villa 15 o “Ciudad Oculta” de Lugano -Comuna 8, lindante con el barrio de Mataderos.

La Legislatura sancionó hoy la ley que pasó previamente por Audiencia Pública, después de su aprobación inicial. Se trata de un proyecto de la Jefatura de Gobierno, con despacho de la Comisión de Planeamiento Urbano, que autoriza la apertura de una calle y dispone las nuevas zonificaciones catastrales correspondientes.

Votaron a favor 36 legisladores del PRO, CC, CP, BP, PSA y CNM; en contra lo hicieron 10 del FPV y se abstuvieron 9 diputados del interbloque Evolución. Antes hicieron uso de la palabra Agustín Forchieri (PRO), miembro informante como presidente de la Comisión de Planamiento Urbano, María Rosa Muiños (BP), Javier Andrade (FPV), Maximiliano Sahonero (PRO), Laura Marrone (FIT) y Roy Cortina (PS).

Los terrenos están emplazados sobre la avenida Piedra Buena, casi en su intersección con avenida Eva Perón. El predio es una superficie de más de dos hectáreas en el lugar que históricamente estuvo destinado al Instituto de la Tuberculosis, obra proyectada en el año 1923, comenzada en 1938 y paralizada a los pocos años. Luego, el gobierno peronista (1946-55) planificó usar esa estructura edilicia para hacer el más grande hospital de niños, pero la obra también quedó trunca.

Con el paso del tiempo, la construcción fue ocupada por personas y familias indigentes y pasó a ser un asentamiento precario, con altos riesgos por la contaminación del lugar, el deterioro de los materiales, el hacinamiento y otras condiciones indignas de habitabilidad.

Los vecinos del lugar participarán en “mesas de trabajo” para estar al tanto de las obras de urbanización y mejoras de la Villa 15, así como los moradores que deban dejar el lugar que hoy habitan precariamente fueron censados y están recibiendo subsidios para acceder a soluciones habitacionales.

Se estableció que el terreno que engloba las dos parcelas afectadas será destinado hasta un 40 por ciento a edificación y el 60 por ciento restante será espacio libre de construcciones. De aquel 40% edificable, la mitad podrá alcanzar una altura máxima de 22 metros para el futuro ministerio y la superficie restante podrá alcanzar una altura máxima de 7 metros, para “equipamiento comunitario”.

La sede del nuevo ministerio tendrá planta baja y tres pisos, asentados sobre una base de terreno de 4.360 metros cuadrados y donde se prevé desarrollar 18.000 metros cuadrados de construcción y terrazas verdes que albergará a mil personas.

De lo no edificable, la cuarta parte se destinará a estacionamiento y el resto a espacio público cultural o recreativo y parquización, con al menos un tercio de “superficie verde absorbente”.

También se hará una vía pública, con características de calle de convivencia, entre la calle Hubac y la calle sin nombre oficial en deslinde de parcelas 1 y 2. Además, una calle interna de comunicación y acceso a estacionamiento.

Se mantendrá, aunque con mejoras edilicias, la comisaría, el CeSac y vacunatorio ya existentes (centros de atención primaria de la salud), así como se prevé también el funcionamiento de servicios públicos como bancos, correos, cuartel de bomberos oficinas de organismos o empresas prestatarias de servicios, jardín maternal, escuela primaria y escuela especial, centros culturales, deportivos y recreativos.

Durante la reciente Audiencia Pública, un defensor público del fuero Contencioso Administrativo, explicó que hasta julio último, según los censos realizados, vivían en el “elefante blanco” 163 familias compuestas por 575 personas. Esos números se han reducido a la fecha actual porque varios habitantes aceptaron subsidios del Gobierno de la Ciudad, desalojar voluntariamente el lugar y mudarse.

Tras la Audiencia Pública y en respuesta a los reclamos de los habitantes del lugar y organizaciones barriales, se agregó un nuevo artículo a la ley, cuyo texto dispone que “el proceso de obras y mejoras que se realicen en el barrio deberá exponerse y trabajarse en mesas participativas de las que formarán parte el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat o el organismo que lleve a cabo dichas obras de urbanización”.

“Deberá convocar a los vecinos del barrio –se agrega- para que formen parte de las mesas participativas, explicando en detalle las tareas a realizar con sus correspondientes plazos de cumplimiento y documentando dicha participación vecinal en actos suscriptas por todos los asistentes a la mesa”.

Esta iniciativa para trasladar la sede ministerial de Desarrollo Humano y Hábitat a la ex Villa 15 se suma a la instalación del Ministerio de Educación en la Villa 31 y a la urbanización de cuatro barrios de villas y asentamientos, en una política de Estado de integración.