CORRER: CONSEJOS PARA EMPEZAR

El running se ha convertido en una de las actividades más elegidas por quienes quieren comenzar alguna actividad física al aire libre con la llegada del buen clima. Es por eso que Asics, líder global en el sector de running, brinda una serie de consejos para que los corredores principiantes puedan empezar a correr de forma segura.

La marca comenzó el 2021 con la misión de inspirar a tantas personas como sea posible a experimentar el impacto edificante del movimiento en la mente como una forma de lograr una mente sana en un cuerpo sano. En este camino, sus especialistas deportivos comparten información importante para aprender lo básico sobre el acondicionamiento físico, desde el calentamiento, hasta el tipo de progreso esperable.

¿Cómo hay que prepararse para salir a correr y hacerlo de la manera correcta?

1. Fijarse metas realistas: Crear un nuevo hábito puede ser difícil, sobre todo cuando la exigencia física es alta. Por eso es esencial que fijarse meta alcanzables para no perder la motivación. La promesa de correr cinco días a la semana si no se ha corrido antes es prepararse para el fracaso. Por eso se recomienda establecer metas a corto plazo que puedan cumplirse. Por ejemplo, correr dos veces por semana durante el primer mes es un excelente punto de partida. Al final de mes se puede establecer una nueva meta que refleje el progreso hasta la fecha.

2. Calentamiento: Puede que este sea uno de los consejos para corredores principiantes más importantes. Para evitar una lesión desagradable, el entrenamiento debe comenzar mucho antes de pisar una pista. Demasiados corredores principiantes se saltan este paso tan importante, lo que aumenta drásticamente el riesgo de sufrir lesiones comunes como la rodilla de corredor, problemas de isquiotibiales, calambres en las espinillas y fracturas por estrés.

Un buen calentamiento ayuda a estirar los músculos, a aumentar el flujo sanguíneo, a poner en marcha el sistema aeróbico y a hacer que sea más fácil empezar. Un calentamiento básico para correr debe incluir estiramientos para tocarse la punta de los pies, zancadas, saltos y caminatas rápidas.

3. Empezar alternando caminatas y carreras: No es realista asumir que un corredor principiante podrá levantarse del sofá y salir a correr 20 minutos sin parar. Al igual que cualquier otra forma de actividad física, hay que dar pequeños pasos, comenzar lentamente al principio y aumentar la intensidad. Al principio se aconseja correr dos o tres minutos y después caminar para recuperar el aliento. Si esta técnica no resulta del todo cómoda, se puede buscar un tipo de carrera que se adapte mejor al ritmo de cada uno. Por ejemplo, también se puede caminar durante tres minutos y correr solo uno para sentirse más cómodo.

4. Invertir en el equipo adecuado: No es necesario gastar una fortuna para comenzar a correr. Sin embargo, es prudente invertir en algunas cosas esenciales. Un buen par de zapatillas ligeras que proporcionen mucha estabilidad y apoyo son imprescindibles, como por ejemplo, las ASICS GEL-Hypersonic. Realizado en material de mesh y con suela de caucho de excelente calidad y diseño, este modelo tiene todo lo que se espera en tecnología y rendimiento: una amortiguación de gel que garantiza una estabilidad y suavidad óptimas, incluso en los terrenos más difíciles. Además, al tener una parte superior textil, es súper cómodo y ligero, lo que garantiza una buena entrada de aire y una menor producción de sudor y es perfecto para pisadas neutras. También es recomendable utilizar indumentaria que mantenga al cuerpo fresco, seco y cómodo independientemente del clima.

5. No desanimarse: Al empezar a correr, es muy fácil desanimarse si no se notan progresos. Parte de ese desánimo proviene de no fijarse metas realistas desde el principio. Correr es una tarea muy exigente a nivel físico, sobre todo los primeros días. La realidad es que algunos días la sensación posterior será estupenda, mientras que otros días parecerá que no hay avances. Durante esos días es importante concentrarse en por qué corremos. Sea cual sea la motivación, hay que mantenerla en todo momento y seguir adelante. ¡Eso ayudará a no rendirse!

6. Progresar poco a poco: Hay que aprender a caminar antes de empezar a correr. Las lesiones son muy comunes cuando se empieza a correr por primera vez y, aunque parezca dificil de creer, muchas de esas lesiones son resultado de un entrenamiento excesivo. Habrá días en los que uno se sienta en excelente forma física y quiera esforzarse más de lo normal, incluso al ser principiante. Sin embargo, ese sobresfuerzo que se realiza antes de que el cuerpo esté preparado para manejar el estrés y las tensiones de correr es una manera segura de lesionarse. Al principio la meta debería ser divertirse. Cuando se haya logrado correr un par de veces por semana de forma constante, se podrá empezar a aumentar la distancia y el ritmo.

El running es una actividad muy recomendable que se puede hacer al aire libre, rodeado de naturaleza, para conseguir una sensación de bienestar inigualable y grandes beneficios para la salud.