CONSEJOS POR PIROTECNIA Y ANIMALES

La diversión de algunos puede generar grandes daños para mascotas y personas con problemas prexistentes.

Comienzan las fiestas y con ellas, la temporada de pirotecnia. Si bien hay algunos municipios y provincias que la prohibieron, no es el caso de la Ciudad de Buenos Aires, donde está permitido su uso y comercialización a pesar de que se ha comprobado que es muy malo para los animales, los chicos con autismo y los veteranos de guerra; además de alterar un natural descanso de todos.

Es por eso que Puppis, la reconocida cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascotas, comparte una serie de recomendaciones y tips para intentar minimizar los malestares y riesgos que pueden correr nuestros animales domésticos durante Navidad y Año nuevo.

“Cuidar a los perros durante los estruendos, no sólo es un acto de amor, sino que además es una tarea que debemos tener como dueños responsables”, afirma Melina Wajner, Veterinaria (MN 9218) a cargo del equipo de salud de Puppis, y añade: “En el momento del festejo, lo mejor es que esté reunido con la familia y puedan brindarles su apoyo y contención, utilizando música agradable o simplemente buscando lugares con aislamiento sonoro”.

La especialista explica que, durante el momento que se escuchen los fuegos artificiales, es importante que no los dejen al aire libre o en balcones sin protección, ya que pueden huir por miedo. Tampoco se debe tener atadas a las mascotas, dado que eso puede generarles mayor ansiedad y estrés. Otro consejo útil es distraerlos con alimentos y juegos para que no se den cuenta de lo que está sucediendo afuera y puedan concentrarse en algo que realmente les genere placer.

“Los perros pueden llegar a sentir muchísimo temor y hasta a huir de sus casas cuando se manipula la pirotecnia por el estruendo que éstas producen cuando explotan”, explica la Veterinaria de Puppis.

“Esto provoca que no sólo los perros se pierdan y corran riesgos, sino que las aves, por ejemplo, pueden llegar a morir de un paro cardíaco por los fuertes estruendos que nuestra diversión de luces de colores en el cielo genera a los animales”, indica Wajner y agrega: “Muchos animales suelen morder la pirotecnia, lo cual puede generar daños irreparables en la mascota”.

Por otro lado, se recomienda no manipular los fuegos artificiales en un lugar donde hayan mascotas y niños, ya que una falla puede provocarles lesiones, dado que son los más vulnerables de la familia.

Para finalizar, desde Puppis recomiendan que ante cualquier duda o comportamiento extraño de los animales, las familias pueden utilizar el servicio de asesoramiento veterinario previo que ofrece Puppis en todas sus clínicas. Para acceder a este servicio, se debe solicitar turno en el siguiente link >> https://www.puppis.com.ar/ y agendar una consulta presencial con el equipo veterinario de la marca. Las consultas se realizan de lunes a viernes de 10 a 18hs y los sábados de 10 a 16hs. Es muy importante que consulten antes de las fiestas la mejor manera de ayudar a la mascota de la casa.

Por la pirotecnia es frecuente que muchas personas resulten lesionadas con quemaduras y mutilaciones. También el ruido ocasionado por las explosiones y las luces son dañinos para los oidos. Además, a los animales los fuegos artificiales, incluso generándoles taquicardia, temblores, desorientación y hasta la muerte.