CONFLICTO: COPARTICIPACIÓN FEDERAL

El reclamo salarial de fuerzas de seguridad provinciales, abrió una grieta entre Nación y Ciudad.

La disputa entre Nación y Ciudad por la baja del 1% de su presupuesto compartido entre los distritos, se produce en medio de una crisis con las fuerzas de seguridad de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo la coparticipación federal de los ingresos es una puja de larga data.

En 1988, el Congreso Nacional sancionó el “Régimen Transitorio de Distribución de Recursos Fiscales entre la Nación y las Provincias”, que continúa hoy vigente, donde se prevén porcentajes a asignarse a los distritos.

Sin embargo sirvió para que diversos presidentes de la Nación fijen a discreción el reparto para la Ciudad, ya que la ley “entregará a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires una participación compatible con los niveles históricos”. Así Mauricio Macri en 2016  aumentó las transferencias de 1,4 % a 3,75 % por el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad y en este 2020, Alberto Fernández lo bajó a 2,75%.

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta anunció: “Vamos a avanzar por los caminos institucionales para defender la Constitución y la autonomía de la Ciudad, ya que la decisión que tomó el Gobierno nacional es inconstitucional. Por eso iremos a la Corte Suprema a defender con todos los recursos jurídicos los derechos de la Ciudad”.

Mientras que los gobernadores afines al ejecutivo nacional firmaron una solicitada donde afirmaron que la reasiganción es “un paso importante para retomar el debate en torno a la coparticipación para recuperar el espíritu que establece nuestra Constitución. Así los argentinos y argentinas tendremos los mismos derechos y oportunidades para realizar nuestros sueños y proyectos en el rincón de la Patria donde nacimos o donde elegimos para nosotros y nuestra familia”.

Larreta expresó la medida “es exactamente lo contrario al diálogo, a lo que yo creo que la Argentina necesita”, ya que “se eligió la división y deteriorar la convivencia política que se había logrado, justo en el momento en el que país más necesita esa convivencia”.

Sin embargo los gobernadores afirmaron que “La situación económica y social requiere un diálogo sincero de todos los sectores para buscar soluciones. El esfuerzo debe ser equitativo . No podemos seguir pidiendo y cargando a los que poco o nada tienen”.

Aunque ambos sectores afirman que es necesario generar consensos, la disputa por los recursos no cesa, como fue expresada por líderes de ambos sectores.

Maximiliano Ferraro, diputado y presidente de la Coalición Cívica ARI señaló que “la quita del 1% de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires es una actitud de venganza y castigo que veíamos venir”. Y agregó: “Seguiremos siendo una ciudad solidaria. Le pedimos al Presidente que no mienta, si dice dialogar, que dialogue”.

Máximo Kirchner, jefe del bloque de diputados del Frente de Todos dijo que “Mauricio Macri le dio más a la ciudad más rica: la metáfora perfecta de lo que piensa. Engordaron a la ciudad más rica del país en detrimento del resto y nadie habló de la constitucionalidad del decreto, era tan grosero que después la bajaron un poquito. Ahora, cuando el presidente Alberto Fernández quiere redistribuir es anticonstitucional”. Pero Larreta expresó: “Tengo la convicción de que el consenso es el único camino para sacar a la Argentina adelante”.