CIUDAD: PRESUPUESTO EDUCATIVO 2018

La ministra Acuña, flanqueada por los diputados del PRO, Polledo y García; en la Legislatura.

La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, expuso ayer ante la Comisión de Presupuesto de la Legislatura sobre la partida asignada para su área para el 2018, estimada en 40 mil millones de pesos, lo que representa un incremento del 23 por ciento sobre el presupuesto vigente. De este total, más de 25 mil millones se destinarán a salarios.

Acuña destacó que en la ciudad “desde 2011 se crearon 15 700 nuevas vacantes” y resaltó que “hemos crecido en matrícula como en cantidad de espacios”, ya que enumeró a los clubes de ciencias, lugares de campamento, teatro y huertas, entre otros.

Los recursos económicos serán asignados principalmente a obras de infraestructura y mantenimiento, que incluye la construcción de 10 nuevas escuelas; al Plan Integral de Educación Digital; a dar cumplimiento con el Boleto Estudiantil y hacer frente a las raciones alimenticias, entre otros puntos.

Acuña destacó los cinco ejes estratégicos de la gestión, cuyos objetivos consisten en “mejorar la calidad educativa, asegurar la equidad educativa, orientar la escuela hacia el futuro, asegurar la sustentabilidad del sistema educativo y promover el concepto de ciudad educadora”.

La funcionaria anunció que el Ministerio de Educación es el organismo que más obras llevó a cabo desde el 2008, con la construcción de 64 nuevos edificios escolares, 41 de los cuales se encuentran en la zona sur de la Ciudad.

La ministra informó que se incrementó en un 1267% el salario de un maestro de grado de jornada simple en los últimos 10 años, por lo que remarcó: “Garantizamos el poder adquisitivo del salario docente”, aunque advirtió que “faltan maestros en la Ciudad de Buenos Aires”. En este sentido consideró importante y necesario promover la carrera docente y valoró la implementación del programa “estímulo a la carrera docente”, para revertir las estadísticas.

La titular de la cartera educativa subrayó el crecimiento de la jornada extendida alcanzado en 100 escuelas, donde los alumnos tienen nueve horas semanales más de clases. “Se apunta a extender la jornada simple de las escuelas primarias y secundarias estatales para fortalecer los trayectos educativos de los alumnos de 6º y 7º grado de primaria y 1º y 2º año de secundaria. Allí, los alumnos participan de actividades en clubes, centros comunitarios, centros culturales y bibliotecas, y refuerzan los contenidos que aprenden en la escuela”, afirmó.

Explicó además la importancia del Plan Integral de Educación Digital, a través del cual ya se entregaron durante el 2017 más de 61 mil dispositivos entre netbooks para 4to y 5to grado, tablets para alumnos de nivel inicial y 1er grado, y netbooks para los docentes de nivel inicial.

“El Plan Integral de Educación Digital apunta a consolidarse como un plan educativo, busca crear la cultura de la digitalidad en el uso pedagógico de las tecnologías abarcando los niveles inicial, primario y secundario, con una diversidad de dispositivos para enriquecer los procesos de enseñanza y aprendizaje. De esta manera los alumnos se forman como ciudadanos digitales, responsables y creadores de tecnología”, sostuvo Acuña. También explicó que habrá “774 edificios conectados con fibra óptica”, que tendrán “150 megas por escuela”, con una inversión de “100 millones de pesos”. Para el plan de educación digital se destinarán 458 millones.

Acuña explicó que en el rubro transferencias se destinan “50 millones” a los boletos estudiantiles y “777 millones” al sistema de becas para alumnos. Además se erogan “6 mil millones de pesos a escuelas privadas”

Secundaria del Futuro

La ministra Acuña también se refirió a las innovaciones en las modalidades de enseñanza, lo que clasificó como “un proceso necesario que no puede esperar”. Sobre las prácticas pedagógicas destacó la necesidad de “cambiar las prácticas docentes, la forma en que acercan los conocimientos a los chicos”. Y resaltó que hay que tener en cuenta “el impacto de las tecnologías”.

Intervenciones de los diputados

El diputado Roy Cortina (PS) consideró como poco los 16 millones destinados a “obras”. También sobre la educación digital, consideró necesario implementar un sistema de software libre para abaratarlo. Y reclamó por la vigencia de los programas de educación sexual integral y el de prevención de adicciones, por un recorte presupuestario, cuestiones a las que se sumó Natalia Fidel (Suma +)

Las diputadas Laura Marrone (FIT) y Lorena Pokoik y Paula Penacca (FPV) reclamaron más vacantes, que estimaron en más de 10 mil. Y también pidieron por obras puntuales en diversos centros educativos, como lo hizo María Rosa Muiños (Peronista) .