BUSCAN NUEVO REGISTRO DE ADOPCIÓN

La diputada Martínez, radical presidenta de la comisión, dio curso al proyecto de la diputada justicialista Soria.

La comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara de Diputados, presidida por Alejandra Martínez, en conjunto con las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda, en unanimidad dictaminaron en favor de dar curso al proyecto de ley que propone la creación del “Registro Único de Niñas, Niños y Adolescentes en Situación de Adoptabilidad”.

Esta iniciativa, de autoría de la diputada nacional por Río Negro María Emilia Soria, pone énfasis en priorizar la sanción de una norma para transparentar y agilizar el proceso de adopción en el país.

“Este proyecto viene a visibilizar a todos los chicos que esperan una familia. La idea es un registro dinámico y actualizado. Ahí se enfocó nuestro trabajo”, expresó la diputada rionegrina.

El Registro permitiría centralizar los datos mediante la creación de un sistema al que pueden adherir voluntariamente las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y además, contempla la suscripción con el Gobierno Nacional de los respectivos convenios de traspaso de datos.

Por su parte, el diputado nacional Daniel Lipovetzky, que preside la comisión de Presupuesto y Hacienda, destacó: “Hemos dado un gran paso en favor de los niños y niñas argentinos”.

La diputada Alejandra Martínez apuntó en su introducción que la norma “propone crear una herramienta útil para otorgar orden, transparencia y celeridad a los trámites de adopción, y pretende acentuar la articulación entre los poderes a fin de que se garanticen los derechos de los niños y niñas a tener una familia”.

Una de las funciones del Registro será la de entrecruzar datos con la información que actualmente maneja la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA).

Para concluir, la diputada Corlenia Schmidt Liermann expresó: “Quizá pueda ser un proyecto a mejorar, pero los niños no pueden esperar. No podemos tener una doble moral. Hay niños que aún no han sido adoptados, y esto es casi un crimen. Esperemos que todas las provincias adhieran a este registro”.