AGENDA AMBIENTAL EN LA CIUDAD

Algunas inciativas, como estaciones de Metrobus captan la energía del sol a través de paneles.

El cambio climático fue uno de los ejes del discurso de Horacio Rodríguez Larreta durante la apertura de sesiones de la Legislatura porteña. El jefe de Gobierno señaló que “nuestras conductas van a tener consecuencias graves en el futuro si no actuamos a tiempo” y destacó que “hoy son cada vez más las personas que reciclan y cuidan el ambiente”. Además, anunció que se seguirá trabajando en la reducción de los plásticos de un solo uso.

Asimismo, Rodríguez Larreta dijo que “en los próximos días, vamos a presentar el detalle de todas estas medidas en el lanzamiento del plan integral de BA Reciclado” y que se seguirá trabajando para que el 100% de las escuelas sean verdes, es decir, que “enseñen contenidos relacionados a la educación ambiental y el desarrollo sostenible”

En ese marco, el director ejecutivo del Centro de Desarrollo Sustentable de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Marcelo Corti, celebró la importancia que el Jefe de Gobierno otorgó a la dimensión ambiental y sus principales problemáticas asociadas en una instancia de tanta relevancia.

No obstante, Corti entiende que “sería conveniente para la CABA reformular el enfoque con que se encaran estas cuestiones, abordando una perspectiva más integral y sistémica desde la lógica que propone el Desarrollo Sustentable, ya que lo ambiental disociado de lo social y lo económico, suele ser una manifestación de buenas intenciones aunque pocas veces traducida en la realidad”.

Según el docente universitario experto en planeamiento estratégico, “la situación derivada de la COVID-19 nos viene a proponer una oportunidad histórica para reformular nuestra posición ante el nuevo orden que se establezca a nivel mundial, donde la perspectiva de la sustentabilidad ocupará un lugar de privilegio. En ese sentido, nuestras ciudades tienen por delante el gran desafío de reconvertirse y la Ciudad de Buenos Aires debe ser el ejemplo de ellos por su posicionamiento a nivel nacional.”

En ese orden, amplió: “indudablemente debe ser una prioridad para el GCBA apelar a la construcción de sistemas de información integrales que sean accesibles para los ciudadanos, las empresas y los propios funcionarios para tomar mejores decisiones, por eso la plataforma BA Cambio Climático es una buena noticia aunque debemos aspirar a ampliarla continuamente con nuevas dimensiones”.

“Por ello, desde la Facultad generamos un proyecto para la creación del Observatorio Económico Ambiental de la CABA, para vincular la información ambiental con la económica y la social en pos de conocer la salud ambiental de la CABA pero también sus implicancias socioeconómicas”, comentó el especialista.

Paralelamente, Corti detalló que “es imprescindible que el Estado asuma dos roles; el primero vinculado con su rol de garante ambiental y enfocado con la administración responsable de los recursos naturales y, el segundo, como promotor de la transición hacia una Economía Verde”

“Es importante que se generen políticas de incentivo hacia el sector privado para encarar una transición energética (de la mano de las energías renovables y la eficiencia), una transformación productiva (cuyo eje fundamental se basa en la economía circular), aprovechamiento de la bioeconomia (sostenida principalmente en los desarrollos tecnológicos) y un turismo más sostenible (ya sea rural como urbano)”, precisó.

Sobre la ponderación del Jefe de Gobierno en materia de gestión de los residuos, Corti consideró que “la Ciudad tiene un gran desafío por delante, específicamente en pos de la transformación social que debe ser masiva”

“La Ciudad cuenta con recursos destinados al Plan de Relaciones con la Comunidad (3% de la facturación de las empresas de recolección de residuos que este año superarán los 1.000 Millones de Pesos) y tal como expusimos en un estudio que hicimos en el Centro de Desarrollo Sustentable sobre este programa específicamente, dispone de mucho potencial de impacto”, finalizó.