9/8: DÍA DEL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO

La extensa jornada fue encabezada por Omar Abboud, diputado e integrante del Instituto de Diálogo Religioso.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires instituyó el 9 de agosto como el día del diálogo interreligioso. El diputado  Omar Abboud  acompañado por los otros  miembros del Instituto de Diálogo Interreligioso (IDI), los ciudadanos ilustres Guillermo Marcó (prebístero) y Daniel Goldman (rabino), entregaron reconocimientos.

En el inicio Abboud se mostró entusiasmado por que “el diálogo interreligioso es una faceta más identitaria” y afirmó que hoy están para “celebrar y entregar unos premios, ya que es la primera vez que lo hace” el IDI. Los premios se basan en “la cultura de la unidad y el encuentro” entre diversos, lejos de cualquier “fundamentalismo o terrorismo”.

Almagro valorizó “el entendimiento mutuo para superar el conflicto” y abogó por un “diálogo interreligioso e intercultural en el hemisferio”. Expresó que es necesario crear un IDI que abarque todo el hemisferio y que esta propuesta tiene el apoyo del Papa Francisco. Pidió “más democracia para nuestras naciones”, sino que también esté “libre de dictaduras” y que deje de ser “la región más injusto en el reparto de las riquezas”.

Marcó rescató la figura del monseñor Jean-Louis Tauran que fue quién anunció en 2013 “que había un flamante Papa argentino” y además ocupó la titularidad del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Por eso las distinciones del IDI llevan el nombre de Tauran: “premiamos a estos hombres, para que su memoria bendita siempre quede entre nosotros”.

Federico Pugliese, secretario de Culto porteño, explicó que “nuestra Ciudad de Buenos Aires tiene compromiso con este diálogo y la acción” por ello anunció que este sábado en la Costanera Sur se va inaugurar frente a la fuente de las Nereidas “un anfiteatro Interreligioso”. Pugliese afirmó que en la ciudad hay “convivencia, encuentro y diálogo”.

Alfredo Abriani, secretario de Culto de la Nación, dependiente de la Cancillería, afirmó que “el diálogo interreligioso traspasa las fronteras de Buenos Aires y la Argentina” y por eso instruyó a que “en nuestras delegaciones en el extranjeros” se pueda mostrar el ejemplo del IDI. Y citó palabras del cardenal Tauran: “Lo que nos está amenazando a todos nosotros no es el choque de civilizaciones, sino el choque de ignorancias y radicalismos. Conocerse es reconocerse”.

Luego de esta introducción, llegó el momento de los premios: el primero fue entregado por Carlos Giralt para el rabino Abraham Skorka, doctor en Química por la UBA, rabino de la comunidad judía Benei Tikva, rector del Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall Meyer y profesor honorario en la Universidad del Salvador, entre otros reconocimientos internacionales como doctor Honoris Causa en diversas casas de estudio del mundo. Skorka recordó la delegación vaticana cuando el papa visitó Tierra Santa y afirmó que “ninguna religión es una isla”.

El segundo en recibir el premio de manos de Ricardo Fernández Nuñez, fue el presbítero Fernando Giannetti , que es consultor del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y manifestó: “ojala que todo esto sirva para ser más hermanos entre todos”.

Abdelnabi Eljefnaui, imán de los musulmanes en Argentina y sheij de la Universidad del Azar de El Cairo (Egitpo) recibió el premio de manos de Jorge Enriquez y expresó: “que la paz esté con ustedes” ya que “la unión y colaboración interreligiosa es prioridad”.

David Calvo, pastor de la Iglesia Evangélica Luterana, recibió el premio de manos de Pedro Abraham y recordó que en 1994 atestó un duro golpe a la Argentina el atentado a la AMIA, momento en el cual se reunió con otros líderes religiosos frente al dolor e hicieron un documento conjunto “anhelando justicias y paz”. Durante su vida ha realizado diversos estudios teológicos, es profesor y sirvió en varias parroquias.

Luego fue el turno del reconocimiento que le entregó Lucas Randle para el periodista Sergio Rubín, el cual se ha especializado en religión y ha cubierto diversos viajes del Papa Juan Pablo II, además de ser directo del suplemento Valore Religiosos del diario Clarín. Recordó que cuando el Papa Francisco estuvo en Israel, frente al muro de los lamentos “llamó al rabino Skorka y al musulmán Abboud a un abrazo”. En ese momento consideró que “tres argentinos daban un ejemplo al mundo”.

El último en recibir la premiación por parte de Sergio Desuque fue la institución Comipaz, un comité interreligioso que nació en 1998 para compartir las diferentes tradiciones religiosas y transmitir convivencia. Marcelo Polakoff fue el que lo recibió en nombre de la institución, quién se desempeña como rabino del Centro Unión Israelita de Córdoba.

Cerró las entregas Goldman, que explicó que “el díalogo no es patrimonio de una institución o religión”, es “el reconocimiento del otro al que le toca vivir”. Explicó que hay tres estadios: tolerar (desde el poder), coexistencia (estar juntos) y convivencia (vivir si los otros viven).

Los diputados presentes en la entrega de las distinciones del IDI fueron Francisco Quintana, Omar Abboud, Eduardo Santamarina, Mercedes De Las Casas, Carolina Estebarena (todos del bloque Vamos Juntos), además de los que tienen mandato cumplido Emilio Raposo Varela y Javier Gentilini.