70 AÑOS DE AMIGOS DE HURACÁN

El programa radial realizado por cuatro generaciones de la familia Di Nome fue homenajeado.

La emisión radiofónica Amigos de Huracán fue declarado de interés por la Legislatura porteña durante un acto en el Salón Montevideo. El diputado Claudio Heredia, autor de la iniciativa consideró que “un programa de un club de la ciudad, de una familia porteña, que lo mantuvo durante 70 años, ha sido un gran esfuerzo, de generación en generación, de aquellos que llevan los colores rojo y blanco en el corazón”

Néstor Vicente, presidente de la comisión de Cultura del club Huracán y diputado con mandato cumplido, recordó que la institución “nació grande y sin embargo sacrificada” y por eso retrotrajo al auditorio a la época del nacimiento del programa radial homenajeado.

Juan Di Nome “impuso una audición cuando no existían los programas de club, en 1948”. Pero cuando el periodista “comenzaba a hacer el programa con alegría, Huracán al año siguiente enfrenta la posibilidad de irse al descenso”, ya que se disputaron cuatro partidos de fútbol contra Lanús entre diciembre de 1949 y febrero de 1950, donde el club de Parque Patricios salió victorioso.

Vicente recordó que por el programa pasaron importantes figuras del periodismo como Enzo Ardigó, Alfredo Arostegui, Pedro Valdéz, Dante Panzeri, Horacio Bessio, Alejandro Yebra, Fioravanti, Félix Frascara, Ricardo Lorenzo Borocoto, José María Muñoz y Luis Elías Sojit, un pionero de las transmisiones deportivas en vivo en la Argentina, como el Campeonato Mundial de Fútbol realizado en Italia en 1934.

También subrayó la desaparición física de Juan y la continuidad de su hijo Cacho en 1957 al frente del programa, que lo hizo hasta 2004. “Cacho dio todo por Huracán y Huracán le dio mucho. El abrió el camino para que un programa hable de un club, como luego muchos lo hicieron”. Vicente también recordó la amistad de la familia con Julián Centeya, poeta tanguero.

Franciso Di None recordó “cuando falleció mi viejo, en 2004, fue muy difícil, como también fue difícil cuando falleció mi abuelo; pero mi mamá me dijo: los vi llorar, los vi reír por Huracán, deben seguir”. Y así lo hizo y confesó que el club “me cambia el humor en el trabajo, en la vida”, aunque continua por “el amor por la familia y por la camiseta” y siempre hay que “decir lo que uno siente por el club”.

Gonzalo, hijo de Francisco, afirmó que “cuantos más programas partidarios, más información, es mas divulgación para el club Huracán, lo que es mucho mejor”, ya que los grandes medios nacionales dan solo unos pocos minutos, sin considerar que es “uno de los seis grandes clubes del país”

Miguel Brindisi, ex jugador que en 1973 se consagró campeón como capitán del equipo, escuchó “la rica historia” que representa “la entrega de toda una familia por Huracán” por lo cual “quiero agradecer a toda la dinastía de los Di None, donde la escasez, el sufrimiento, está siempre”, en la historia del club. Aunque recordó el buen presente del club con los títulos en la Copa Argentina (2014), Supercopa (2015) y el desafío de “jugar a nivel internacional” en la Copa Libertadores 2019.

Brindisi valoró que la familia Di None ponderara “el amor por la institución, antes que el rating” y rememoró anécdotas con la familia, como en 2001, cuando organizaron una hoya popular para darles de comer a las divisiones inferiores.

Finalizó el acto Ángel Calabrese, oyente desde la primera audición de Amigos de Huracán, que se emitió el 4 de junio de 1948. Contó que tomó el tranvía 16 para dirigirse a Radio Ántartida desde Pompeya hasta la avenida Santa Fe 2040. Allí conoció a Cacho Di None y recordó con la pasión que se contaban las jugadas de Salvini, Pedernera, el paraguayo Villalba u Oscar Rossi, “que deleite”. “Sopla el grande, sopla el chico, pero cierren bien el pico cuando sople Huracán”, se despidió el hincha.