25 AÑOS DEL C. CULTURAL BORGES

Una de las exposiciones del Centro Cultural, donde se ve uno de los techos vidriados de las Galerías Pacífico.

El Centro Cultural Borges, ubicado en Viamonte 525  dentro del edificio de las Galerías Pacífico, fue inaugurado en octubre de 1995 con la presencia del rey Juan Carlos de España y en este 2020 celebra sus “bodas de plata” con las artes.

En la emblemática construcción, declarada Monumento Histórico Nacional a fines de la década de 1980, “nacía un espacio de libertad y creación, con las artes visuales, la música, la danza y el teatro como protagonistas”. Sus principios rectores fueron la excelencia, la innovación y la creatividad incluyendo a todo tipo de manifestaciones culturales.

Se distinguió con figuras en artes visuales desde, Berni, Greco, Miró, Warhol hasta Seguí, Macció, Man Ray, Di Chirico, Noé, Dalí, Picasso, Stupia, entre muchos otros. Allí se destacaron dentro de la arquitectura del edificio, que dan un entorno sin igual para albergar exposiciones de envergadura. Además de ser patrimonio nacional,  las Galerías Pacífico poseen murales en sus techos de artistas iconicos del arte argentino: exhibición permanente de Berni, Castagnino, Colmeiro, Spilimberdo y Urruchúa

Antonio Berni (1905-81) pintó todo bajo el título de El amor o Germinación de la tierra, en 1946, en la cúpula central, junto a otras ocho manos también geniales. Eran las del maestro Lino E. Spilimbergo (1896-1964), quien legó hombres que desafían montañas y océanos en El dominio de las fuerzas de la naturaleza. También, las de Juan Carlos Castagnino (1908-72), quien en La vida doméstica, puso a reinar armonía y felicidad. Las de Manuel Colmeiro (1901-99), quien evocó el Génesis de la Biblia y a su Galicia natal con imágenes del mar y las de Demetrio Urruchúa (1902-78), quien aludió a La Fraternidad. Sus murales constituyen uno de los ejemplos más importantes de arte público de la ciudad de Buenos Aires.

El área de artes escénicas del Centro Cultural Borges tiene desde el inicio, su impronta marcada por las del movimiento cuando el Ballet Argentino, de la mano de su director, Julio Bocca inauguraron las instalaciones. A la par que otros artistas, como Sibila y su Escuela Flamenca bolera o Graciela Ríos Saiz con su Ballet Hispania empezaban a darle forma, contenido y convocatoria al Auditorio Ástor Piazzolla, así como también destacados o noveles intérpretes y compositores de todos los géneros musicales: tango, jazz y rock, música popular argentina y latinoamericana, clásica y lírica, en la intención de ofrecer, a la vez que reflejar, las distintas expresiones y tendencias del panorama cultural del país.

Este esfuerzo requerido por el área en los primeros pasos, fue sostenido por el compromiso de todo el personal de la institución con la guía y empeño de notables productores artísticos, más el personal de técnica, colaborando así con el emprendimiento. Más tarde y con el incesante trabajo en todos los rubros inherentes al espectáculo, técnica, diseño gráfico, atención al publicó, producción ejecutiva, prensa y comunicación, marketing cultural, conjuntamente con el apoyo de sus directivos, logró posicionarse como complejo, anexandose dos salas teatrales y el área de Experiencias en escena, espacio que explora posibles y nuevas propuestas.

En la actualidad, más allá de la coyuntura, “nos encontramos en condiciones de afrontar la programación de cualquier espectáculo, salvando las dimensiones del espacio escénico que requiera cada uno en particular”. El auditorio Piazzolla cuenta con un balanceado equipamiento entre lo analógico y digital que permite dar un apoyo técnico aggiornado, sin dejar de lado la calidez que todavía brinda a los sentidos el mundo eléctrico, a gusto de cada puestista o director. También se ha adaptado una “Cultura Inclusiva” en el auditorio: cuenta con el sistema de “Aro Magnético”, gracias a la donación de MAH Mutualidad Argentina de Hipocusia bajo la iniciativa de Patricia Ludueña (Dirección del Área Cultura Inclusiva). Su misión es la “Inclusión Accesibilidad a las Comunidades Hipoacusia, Ciegas, Autismo, distintas capacidades”. También se extiende a la realización de eventos solidarios.

En el re inicio de la actividad teatral “estaremos con varias propuestas de la danza en todas sus expresiones, música popular variada y el ánimo de reencontrarnos con nuestro publico”, manifestaron con esperanza en un futuro no muy lejano.